Anuncios de la Provincia rompen (breve) paz con Luz y Fuerza

Fabián López anunció ayer importantes modificaciones en el marco regulatorio del sector eléctrico, y abrió un nuevo frente de conflicto con el sindicato de Luz y Fuerza. Entre los principales cambios -y los más urticantes para el gremio- destacan la implementación de un régimen de retiro voluntario y limitaciones a la tarifa diferencial de la que gozan los empleados.



Por Felipe Osman

El ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, anunció ayer, en el Salón de Situaciones de El Panal, importantes cambios en el marco regulatorio del sector eléctrico. Entre los principales, destacan la implementación de un régimen de retiro voluntario anticipado para los trabajadores de Epec, y limitaciones a la tarifa diferencial de la que gozan los empleados amparados por el convenio colectivo lucifuercista.
Al régimen de retiro voluntario anticipado impulsado por la empresa podrán acogerse aquellos trabajadores a los que resten no más de diez años de actividad para poder jubilarse, cobrando un porcentaje del salario que actualmente perciben. Este porcentaje variará dependiendo de los años que resten al empleado para acceder a la jubilación ordinaria. Además, la empresa se reserva la facultad de conceder o no el beneficio. Se estima que un 20 por ciento de la planta está en condiciones de acogerse a este plan.
En segundo lugar, López anunció que enviará a la Legislatura un proyecto para limitar los beneficios de los que gozan los empleados de Epec al momento de pagar las boletas de la luz, y que choca de frente con el artículo 77 del convenio colectivo lucifuercista.
Este artículo contempla que los empleados recibirán, sin ningún cargo, hasta 200 Kv (kilo vatios) de energía para uso doméstico y, sobre el excedente, tan sólo pagarán el 20 por ciento de lo consumido. La nueva regulación propuesta por López, en cambio, dispone que los trabajadores de Epec gozarán del suministro de150 Kv gratuitos en sus domicilios, y que todo el consumo excedente será abonado en su totalidad por el empleado, con una tarifa igual a la de cualquier otro consumidor.
Por otro lado, el ministro también anunció que la Epec otorgará un descuento del 35 por ciento en el precio que cobra a las cooperativas por la trasmisión de la energía, lo que determinara en una rebaja de –aproximadamente- el 10 por ciento en las boletas que pagan sus usuarios.
Finalmente, también se informó que la empresa comenzará a instalar medidores inteligentes que permitirán a los usuarios, mediante una aplicación instalada en sus celulares, eficientizar sus consumos a través de un control en tiempo real de los mismos. Esto redundará, además, en un ahorro de mano de obra, por tornarse innecesario el trabajo de los empleados afectados al control de los actuales medidores, o “tomas de estado”.
Los anuncios llegan un día después de que, en el Ministerio de Trabajo de la Provincia, representantes de Epec y del sindicato de Luz y Fuerza se comprometieran ante el ministro Omar Sereno a mantener un esquema de trabajo que permita asegurar la prestación del servicio, de modo tal que no se afecten las garantías mínimas establecidas por la Ley de Servicios Esenciales (10.461).
A pesar que esta “primera fase” de la negociación ante Sereno no resultó sencilla, y que aún sigue pendiente la resolución del ministro respecto del cuestionamiento que el gremio hizo de su competencia para entender en la renegociación del convenio colectivo solicitada por la empresa de energía, la Provincia se mantiene firme en su intención de avanzar en su plan de eficientización de la Epec, y abre con los cambios anunciados por López un nuevo frente de conflicto con el sindicato de Luz y Fuerza.

Reacción
Ante los anuncios realizados por Fabián López, el sindicato de Luz y Fuerza se reunió ayer en Asamblea General Extraordinaria y definió un plan lucha para rechazar las modificaciones impulsadas por El Panal.
En primer lugar, el sindicato decidió convocar a Asamblea General Extraordinaria para hoy a las 9, al cabo de la cual se movilizarán -cuerpos orgánicos y afiliados- a las puestas de la Legislatura en resistencia a los cambios anunciados por el ministro. Esto conllevará, desde luego, el abandono de tareas de todos los agentes y la consecuente afectación del servicio en los Centros de Atención al Cliente.
Además, se anunció una “volanteada y movilización” del gremio, mañana desde las 17 en Colón y General Paz, e incluso se prevé convocar a otra movilización del sindicato mañana, sin que en el comunicado oficial conste lugar ni horario en que se realizaría la protesta.

Precisiones
Más allá de estos anuncios centrales, a saber, el ofrecimiento de un plan de retiro voluntario anticipado y la limitación al beneficio de una tarifa preferencial para los empleados de Epec, existe otro cambio que López buscará implementar mediante uno de los dos proyectos que giró al a la Legislatura para su tratamiento.
Se trata de la supresión los aportes patronales que la empresa hace a los fondos compensadores que actualmente administra el sindicato para “equiparar” el salario de los empleados activos al de la jubilación que reciben los pasivos. Dado que, de acuerdo al último fallo del TSJ, eso queda plenamente garantizado con la Ley 10.333 y se torna innecesario el aporte patronal para garantizar el 82 por ciento móvil.
Según informaron fuentes oficiales de la Epec, al quedar garantizadas los haberes jubilatorios por la Caja de Jubilaciones, estos aportes patronales quedarían injustificadamente en manos del sindicato.
Puede advertirse aquí, sin demasiado esfuerzo, otro de los motivos que inciden en la resistencia del gremio a estos cambios.



Dejar respuesta