PRO local, en el limbo: Comupro energiza trabajo territorial

En la víspera del “Día D” financiero, los intendentes macristas acordaron una “nueva metodología de trabajo” para mantener contacto directo con vecinos y fortalecer cuadros. El pasado viernes, el partido les encomendó la titánica tarea de encontrar 427 candidatos municipales competentes.



Por Yanina Passero
[email protected]

La noche fue larga. Es probable que varios de los integrantes del equipo financiero del presidente Mauricio Macri hayan sufrido insomnio. Hoy será una jornada clave, marcada por el gran vencimiento de Lebac que determinará la liquidez del mercado.
La intervención del Banco Central y la dolarización de las carteras dispararon ayer el precio del dólar en más de siete puntos, mientras varios dirigentes de la oposición resolvieron enviar “buena vibra” al gobierno amarillo, transparentando el temor de que una crisis más profunda termine arrastrándolos. Aludidos aquí los peronistas, quienes todavía no distinguen ganancias de pérdidas ante el golpe que sufrió la gestión de Cambiemos y su máximo responsable.
En Córdoba, varios miembros de Cambiemos reconocen que sólo pueden acompañar en el sentimiento. El intendente Ramón Mestre se expresó recién ayer sobre el panorama; y la dirigencia macrista, en la última cumbre de Jesús María, difundió un comunicado donde apoyaron el “gradualismo” presidencial y se mostraron confiados que en que se sortearán una de las crisis más importantes que atravesó la administración nacional.
Unos y otros prefieren mostrarse apegados a sus tareas ordinarias. Por la tarde, sesionaron por separado los socios de Cambiemos y trataron temas de agendas de una coyuntura anterior, donde el único peligro latente podía ser el desaprovechamiento de los beneficios de una disputa de tintes políticos como lo es la pelea por más coparticipación con sostienen con la Provincia y aguarda desenlace judicial.
Antes los suyos, Mestre ratificó el reclamo por los recursos que gobernador Juan Schiaretti comenzó a recibir por el acuerdo por el fondo del conurbano (ver página 4-5). El titular de la Comupro, en su convite, hizo lo propio con la moderación que adoptó luego de la presentación en barandillas y las presuntas molestias que generaron en la Rosada el momento elegido y las “observaciones” al pacto suscrito entre el Presidente y los gobernadores.
El intendente de Oliva volvió a mostrarse dialoguista y comprometió su presencia en la Mesa Provincia-Municipios, si es que desde El Panal resuelven retomar las conversaciones que cesaron tras el pedido de declaración de certeza sobre la disputa. Cierto es que no pareciera posible que los jefes comunales de Cambiemos retiren la demanda.
La otra pata de la reunión de Comupro se desarrolló en sintonía con la bajada de línea del presidente del PRO Córdoba, Darío Capitani, y del diputado Nicolás Massot en Jesús María, el viernes pasado. En la cumbre que contó, después de tanto tiempo, con la presencia del arco amarillo completo, se pidió a los dirigentes que no descuiden el trabajo territorial. La tarea para la casa fue encontrar 427 candidatos municipales competentes y, en lo posible, macristas.
Pese al contexto de crisis financiera e incertidumbre política, no debiera detenerse el plan de fortalecimiento del partido para aumentar peso específico y obtener resultados afines a la expectativa en las mesas de negociación con los aliados de cara al 2019.
Por eso, en la Comupro resolvieron poner el marcha “una nueva metodología de trabajo” para acercar vínculos con vecinos y fortalecer cuadros, esto es, mejorar el conocimiento público de los macristas que desean ganarse un lugar en las elecciones comunales del próximo año.
El plan de trabajo consiste, según explicaron desde la entidad, en facilitar encuentros entre la liga de intendentes y referentes de distintos puntos de la provincia.



Dejar respuesta