Homenaje imposible

En Córdoba, la Alianza Francesa está organizando un ciclo de actividades especiales dedicado a rememorar la revuelta ocurrida en París hace ya 50 años. Proyecciones de películas, charlas, debates y un atelier de slogans, forman parte de esta iniciativa que comenzó la semana pasada.

Por J.C. Maraddón
[email protected]

Por estos días se están realizando en Francia los actos de homenaje por el cincuentenario del Mayo Francés de 1968, una revuelta obrero/estudiantil que durante casi dos meses tuvo en jaque al gobierno del general Charles de Gaulle. Lo que comenzó con reclamos puntuales y reivindicaciones específicas unas semanas antes, empezó a radicalizarse hasta que derivó en una rebelión con fundamentos ideológicos, que desafiaba las reglas de juego dentro de las que se manejaba la república francesa, con la intención de imponer un cambio revolucionario. Trotskistas, anarquistas y maoístas (sobrepasando a comunistas y socialistas) se pusieron a la cabeza de una estampida cuya influencia se hizo sentir en todo el mundo.
En París, uno de los eventos culturales más importantes programados para recordar este aniversario consiste en una instalación coordinada por el artista plástico PhilippeLakits, que rescata la impronta del diseño gráfico de los pósters y pintadas que dominaron la escena callejera de aquellas jornadas. Lo desopilante de esta propuesta, titulada “Mayo 68 Asamblea General”, es que se escenifica en el centro Pompidou. Por si hace falta aclararlo, Georges Pompidou se desempeñaba como primer ministro de De Gaulle en 1968, y muchos le adjudican a su pericia como dirigente político que el régimen del anciano presidente no sucumbiera.
Y es que son muchas las paradojas que se visibilizan ante una evocación que no puede ser actualizada. Porque parece imposible explicarse hoy cómo la rebeldía muy bien argumentada de un segmento de jóvenes cuya edad promedio rondaba los 20 años, consiguió edificar un levantamiento popular que tuvo consecuencias culturales extraordinarias. Y aunque sus objetivos políticos (si es que los había) quedaron truncos, el espíritu contestatario de sus consignas se esparció como reguero de pólvora por todo el planeta y encendió protestas juveniles por doquier, que se replicaron también en la Argentina y, más específicamente, en la capital cordobesa, un año después.
La Alianza Francesa está organizandoen Córdoba un ciclo de actividades especiales dedicado a rememorar aquella gesta ocurrida en París hace ya medio siglo. Proyecciones de películas, charlas, debates y un atelier de slogans, forman parte de esta iniciativa que comenzó la semana pasada en la sede de Ayacucho 46. Y entre las propuestas que ya se han realizado, el jueves se llevó a cabo una disertación a cargo del historiador Pablo Requena, quien se refirió a “Las recepciones del Mayo Francés en Buenos Aires y en Córdoba en el mismo 1968”.
Si bien Requena es un experto en la historia de la Reforma Universitaria y del movimiento estudiantil, su exposición tomó como punto de partida un libro publicado en la Argentina pocos meses después de la rebelión de los jóvenes parisinos. El sello Insurrexit, de Mario Pellegrini, lanzó bajo el “Onganiato” un texto que iba a expandir hacia estas latitudes los acontecimientos que habían sacudido a Europa. Bajo el título de “La imaginación al poder”, el volumen recopilaba escritos del propio Pellegrini, Daniel Cohn-Bendit y de Herbert Marcuse, además de reconstruir un diálogo entre Sartre y Cohn-Bendit y de reproducir documentos y manifiestos de la revuelta, junto a fotografías de los famosos grafitis.
Al releer parte del ensayo introductorio de Pellegrini, Requena destacó cómo el editor engarzaba lo sucedido en Francia a una cadena de asonadas vanguardistas que arrancaron con el simbolismo en el siglo diecinueve y que continuaron en el veinte con el surrealismo. Una temprana y lúcida aproximación a un movimiento libertario que, si bien marcó uno de los picos de la politización juvenil, a la postre ha ejercido mayor influencia en la evolución del arte y de los usos y costumbres de la sociedad, que en el avance del mundo hacia un cambio radical que nunca llegó a concretarse.



Dejar respuesta