TSJ resolverá el “conflicto de poderes” Municipalidad-Ersep

Los camaristas consideraron que la cuestión de fondo es institucional

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El conflicto abierto entre la Municipalidad de Córdoba, por un lado, y el Ersep y Epec, por el otro, por la eliminación de tasas en las boletas de los servicios, llegará al escritorio del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), de acuerdo con lo resuelto ayer por la Cámara en lo Contencioso Administrativo.
El argumento principal de los camaristas para enviar el expediente al TSJ es que “subyace un conflicto de poderes” en el litigio iniciado por la Municipalidad contra el Ersep (Ente Regulador de los Servicios Públicos) y Epec (Empresa Provincial de Energía de Córdoba).
La administración de Ramón Mestre pretende que la Justicia revoque la resolución por la cual el Ersep mandó que los municipios quiten las tasas que cobran a través de las boletas de los servicios públicos. Puntualmente, en el caso de la Municipalidad de Córdoba, que inició el reclamo judicial, el Ersep ordenó que no perciba a través de su facturación la contribución que incide sobre la prestación de alumbrado público, inspección mecánica e instalación y suministro de energía eléctrica.
Los camaristas fundamentaron que en el planteo “subyace un conflicto externo de poderes” entre una municipalidad y las autoridades provinciales, el que debe ser resuelto por el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, según las atribuciones de competencia asignadas por la Constitución de la Provincia.
“Consideramos que la cuestión en debate está estrechamente relacionada a potestades que recíprocamente se atribuyen ambas autoridades: el Ersep mediante la Resolución General n.° 10/18 impugnada y la Municipalidad actora conforme las facultades autónomas que invoca, lo que constituye según los criterios judiciales antes referidos, un típico conflicto externo de poderes que debe ser dilucidado por el máximo tribunal de la Provincia”, precisaron los vocales.

La cautelar
Asimismo, la Cámara tampoco se expidió sobre la medida cautelar solicitada por la Municipalidad de Córdoba para que se disponga la inmediata suspensión de la resolución del Ersep, y para que se ordene a Epec no innovar en su sistema de facturación y en la condición de agente de percepción de la contribución municipal.
Para la Cámara no se aprecian razones de urgencia manifiesta que justifiquen resolver la cautelar planteada, y con mayor razón ante la evidencia de que este cuerpo es incompetente para resolver la cuestión sustancial, ya que corresponde al TSJ por tratarse de un conflicto institucional.
El fallo -además- señala que la aplicación efectiva de las disposiciones contenidas en la resolución del Ersep no establecen un plazo determinado y cierto en el cual vayan a ser aplicadas de manera efectiva, puesto que dependen de decisiones posteriores del ente de control y los agentes de recaudación, que aún no han sido concretadas.
“Ello permite a este tribunal sostener que no estamos frente a una situación inminente que requiera pronunciamiento judicial inmediato en relación a la medida cautelar solicitada por la parte actora y que, en todo caso, la misma podrá ser decidida –si correspondiere- por el TSJ que tiene atribuida por la Constitución Provincial competencia originaria para entender y resolver conflictos institucionales como el planteado en autos”, sostuvieron los camaristas.