Baldassi y Comupro traban pacto en plena pelea por fondos

El diputado nacional respaldará activamente el reclamo de los intendentes macristas por un incremento en la coparticipación provincial. La sinergia del precandidato y la organización territorial del PRO forma parte del plan de “tres etapas” que desarrollará el ex árbitro rumbo al 2019.

Por Yanina Passero
[email protected]

El diputado macrista Héctor Baldassi y el presidente de la Comupro, Oscar Tamis.

El macrismo nacional invitó a cada miembro de Cambiemos a anotarse en la lista de precandidatos para las elecciones provinciales y municipales del 2019. Fijó un único requisito: escalar posiciones en los sondeos de opinión para sortear el primer filtro que dará paso a la negociación de las boletas en cada distrito. En septiembre, los adláteres del jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, harán sonar teléfonos y tocarán algunas puertas para recabar información de primera mano.
Antes de la primavera, los expectables de la alianza debieran haber desarrollado la musculatura suficiente para la pulseada final. El que no mide tendrá que dar un paso al costado sin derecho al pataleo.
A la ventaja asociada a su función en el Palacio 6 de Julio y su plan de gestión, el intendente Ramón Mestre encontró un eje de instalación sin desperdicio en la pelea con el Gobierno de la Provincia por una tajada mayor de los fondos que llegaron a las arcas públicas tras la firma del Pacto Fiscal. Mientras la primera línea de la Casa Rosada fomenta la identificación con el peronista Juan Schiaretti, la dirigencia cordobesa de Cambiemos ha encontrado en la pelea por recursos un objeto de separación, material legítimo para presentarse como única oposición real a Unión por Córdoba.
Pero la misma estrategia utilizará el diputado macrista, Héctor “La Coneja” Baldassi. Luego de su crítico discurso contra la Provincia en el lanzamiento de su línea de profesionales, Cordobeses Comprometidos, el ex árbitro dará un paso más. Trabajará en tándem con la Comupro, liga de jefes comunales del PRO a cargo del titular del Ejecutivo de Oliva, Oscar Tamis.
No sorprende el pacto que tomará cuerpo mientras se sustancie una puja por recursos que marcará el pulso del precalentamiento electoral. Baldassi desnudó sus intenciones el 1 de marzo, suscribiendo a un documento que la Comupro redactó en igual tono al discurso de Mestre, el día de apertura de sesiones: si Schiaretti coparticipa, reducirán la presión fiscal en cada comuna.
La sociedad se presenta beneficiosa para los actores: Baldassi engorda su respaldo de base y Tamis suma apoyo externo en una cruzada que tiene a Mestre con el monopolio del embate. Las próximas 48 horas serán de alto voltaje. Cambiemos Córdoba pisaba anoche la demanda judicial contra la Provincia hasta que se resolviera el debate en la comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados del proyecto de “tarifas razonables”, impulsado por los bloques peronistas Argentina Federal y el Frente Renovador. Si el peronismo cordobés apoyaba, como finalmente pasó, Mestre y Tamis darían un paso decisivo en barandillas.
Alentado por presuntas mediciones auspiciosas que reposan en importantes escritorios de Balcarce 50, Baldassi se aseguró una cuota de participación en un culebrón político que promete. El trabajo en tándem con la Comupro se sumará a una serie de acciones que debiera garantizarle un espacio en la mesa de negociación de las candidaturas cordobesas.
La primera etapa cierra el 15 de septiembre y comprende el operativo de engorde propiamente dicho. Giras por la provincia y el avance de Cordobeses Comprometidos, las tareas centrales de este momento. La participación en las mesas de Cambiemos serán la muestra de organicidad del macrista díscolo.
El último trimestre del año llegará el momento de la negociación pura con los socios de la alianza. Las vacaciones de verano, en los planes de Baldassi, es el momento de lanzar la campaña. “No será vice de Ramón Mestre”, se escucha en los reductos del legislador nacional.



2 Comentarios

  1. Lo peor que les podría pasar a los del PRO Cordobés es creer que CORDOBA ES MACRISTA y guiandose por esa percepcción, se «agranden» creyendo que pueden poner condiciones. Está claro para los CORDOBESES que la base del PRO es de la UCEDE, la misma de Kammerath ese que destruyó la ciudad y despilfarró lo que Martí había dejado, ademàs nos dejó el juicio por TECSA que nos costo millones a los Capitalinos.

Dejar respuesta