Enroque en la UNC

Francisco Tamarit encara el tramo final de la organización de la tercera edición de la Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina. Es un acontecimiento importante y también son importantes los recursos asignados a la organización: $ 25 millones. Se cierra mañana la inscripción de candidatos para los Decanatos de siete Facultades, dos de cuyos postulantes son rectorables.



Por Gabriel Osman

Tamarit, Tío Rico de la UNC

Francisco Tamarit cultiva buenas relaciones con su sucesor. Un “Pancho” siempre receptivo y con espíritu ecléticos a las propuestas y el estilo conciliador de Hugo Juri, explican este fenómeno. No es un dato nuevo porque la designación del ex rector como coordinador general de la CRES (Conferencia Regional de Educación Superior de América Latina) fue anunciada en el discurso de asunción del rector de la UNC. Se actualiza por las vísperas del próximo encuentro de este organismo (se realiza cada diez años), cuya tercera edición se concretará las días inmediatos anteriores a la conmemoración del centenario de la Reforma de 1918. La importancia del encuentro y su cercanía con el 15 de junio le garantizan a la CRES público VIP. Los que desde el oficialismo miran casi con envidia (más teniendo en cuenta que lo administra el rival en la Asamblea Universitaria de 2016) es la disponibilidad financiera para la organización de la Conferencia, por una cifra cercana a los 25 millones de pesos. Tamarit, casi el Tio Rico de la UNC por estas semanas, ha podido viajar por muchos países. Un verdadero logro del ex rector, ya en la penumbra de su paso por la política universitaria.

Siete Facultades, con dos rectorables

Jhon Boretto

Mañana se cierran las listas de candidatos para las elecciones del 17 de mayo en siete Decanatos que, entre otros aderezos, incluye elecciones de dos consiliarios no docentes, una consecuencia de la creación de dos nuevas Facultades y las actualizaciones estatutarias recientes. El cierre tendrá como tope, carga horaria incluida, el miércoles a la mañana, variando la hora según cada Facultad y su régimen de apertura de sus actividades. Las cabezas de fórmulas, lo que más interesa, que quedarán oficializadas, más sorpresas de último momento, son los nombres ya adelantados por este diario. Médicas: Rogelio Pizzi (oficialismo), Ricardo Rizzi (La Bisagra) y Luis Spitale (ex grupo Willington). Económicas: Jhon Boretto (candidato único). Ciencias Sociales: Inés Peralta (ex scottista) y Miguel Haiquel (centro izquierda). Derecho: Pedro Yanzi Ferreira (oficialismo) y Gustavo Vallespinos (oposición con cobertura Franja Morada). Psicología: Patricia Altamirano (centroizquierda) y Paula Abate (La Bisagra). Artes: Ana Mohaded (La Bisagra). Comunicación: Mariela Parisi (centro izquierda y actual decana normalizadora). Los nombres que sobresalen son los de Boretto que con su táctica inclusiva cerró con el grupo de la ya desaparecida Hebe Goldenherch y el de Altamirano. Ambos rectorables.

Imprevisión con secuelas en no docentes

Los no docentes deberán, también mañana, inscribir a sus candidatos para ocupar las dos bancas que desde este año tendrán en el Consejo Superior. Hasta ahora hay un solo nombre y es el de Nicolás Franchi (actual consiliario y secretario adjunto de la Gremial San Martín). Se descuenta que el dúo completo saldrá de un acuerdo entre Jorge Di Marco y el vallejismo. Pero una imprevisión legal podría traer secuelas, judiciales inclusive: no se ha establecido normativamente cómo se repartirán estas dos bancas. Pareciera imposible utilizar el sistema D’Hont con dos listas pero sí se podría fijar un piso para entrar en el reparto. Se especula que en la sesión del martes del Consejo Superior se podría establecer algún criterio, aunque pareciera un poco tarde sancionar reglas de juego en el mismo día de inscripción de candidatos. Hay versiones que indican que El Colectivo presentaría (con pocos reflejos) un proyecto para que el Superior resuelva.

Otra más: el padrón no docente

Otro problema para la elección de consiliarios no docentes es el padrón de votantes. Hay un sistema de prelación que establece que el elector que tenga cargos docente y también no docente (hay muchos casos), vote en el padrón de los primeros. Es una novedad (antes cada elector decidía en cuál de los dos emitía su voto el día mismo de la elección). Esto podría causar una merma en el listado de votante de los no docentes. Podrían surgir problemas, pero habrá que impactarlo a la etapa de aprendizaje de las elecciones directas, que no es una novedad para los no docentes pero sí para el resto de la UNC.

 



Dejar respuesta