UCR rinde examen interno en julio

El recambio de autoridades es un desafío a la unidad del radicalismo provincial



Por Alejandro Moreno
amoreno@diarioalfil.com.ar

Camino a noviembre, cuando esperan resolver las principales candidaturas del calendario electoral 2019, los radicales deberán atravesar un desafío que, a veces, deja heridos: la renovación de las autoridades partidarias.
El Comité Central de la Unión Cívica Radical sesionará esta tarde en la sede del partido y, según trascendió durante el fin de semana, el principal asunto a tratar será la convocatoria a elecciones de autoridades.
La fecha ya estaría determinada: los afiliados radicales serán llamados a votar el domingo 22 de julio. Sin embargo, en la mayoría de los grupos internos predomina la idea de llegar a un acuerdo que evite la confrontación en las urnas. Aunque, debe recordarse, en el radicalismo los acuerdos puertas adentro nunca son soplar y hacer botellas.
El cargo más visible a renovar es el de presidente del Comité Central, aunque otros de menor repercusión puedan terminar siendo más decisivos en la toma de decisiones, como los de congresales o miembros de la Junta Electoral. El Congreso Provincial es el que aprueba o rechaza las alianzas y las listas surgidas de un acuerdo, al menos formalmente, y la Junta Electoral resuelve sobre las travesuras que, siempre, presentan estos episodios internos.
El actual titular del Comité es Alberto Zapiola, mestrista como la mayoría de los congresales y de los integrantes de la Junta Electoral. Puede presumirse, entonces, que el grupo Confluencia, que lidera el intendente de Córdoba, tratará de mantener su supremacía en todos esos espacios.
Después de un tiempo en que la moda era suponer que habría una prórroga de las actuales autoridades (cuyos mandatos concluyen el 22 de agosto de este año), toda una tradición en la Unión Cívica Radical, para que el recambio se produzca en noviembre junto con las definiciones de las candidaturas, ahora predomina la idea de solucionar este asunto lo antes posible.
Los radicales rinden una prueba: demostrar que pueden resolver sin daños la renovación de autoridades. El acuerdo de no agresión celebrado a fines del año pasado por los dos principales aspirantes a la candidatura a gobernador, Ramón Metsre y Mario Negri, viene dando buenos resultados, y hasta contrasta con el internismo que, ahora sí, comienza a generar problemas en los socios del PRO.
Versiones que circulan en la Casa Radical indican que Zapiola podría ser reelecto por voluntad de Mestre, y sin demasiadas observaciones del resto, aunque el presidente tendría algunos magullones producto de los dos años de gestión (en especial, las desventuras en el armado de las listas 2017).
Probablemente haya más tensión en la designación de los congresales y de los integrantes de la Junta Electoral, tironeo que, si el Comité dicta el llamado a comicios internos esta tarde, comenzará mañana a la mañana.

El mismo reclamo
El Congreso Provincial de la UCR sesionó el sábado pasado para que, entre otras cuestiones, los que ocupan cargos electivos rindan cuentas de su actividad. Así lo hicieron algunos diputados nacionales y legisladores provinciales.
Por otro lado, los congresales resolvieron manifestar que exigen al gobernador Juan Schiaretti que coparticipe a los municipios y las comunas de la provincia de Córdoba los fondos que éstos reclaman. “respetando las instituciones democráticas”, según afirmaron.



Dejar respuesta