Concejo Deliberante: el PRO crece y pide bloque propio

La reciente llegada de María Eugenia Terré -la concejala “itinerante”- a la bancada oficialista, habría entusiasmado a los ediles macristas con la idea de integrar un bloque propio, pasando a funcionar dentro de Juntos por Córdoba como un interbloque.

El bloque oficialista en el Concejo Deliberante sumó una nueva edil a su bancada, y recupera así la mayoría absoluta que la Carta Orgánica de la ciudad le garantizó; y Laura Sesma le quitó, al separarse de Juntos por Córdoba hacia su unipersonal bloque Socialdemócrata.
Pero esta vez el libro de pases registró un cambio de bando que favoreció a la alianza Cambiemos. Se trata de la concejala María Eugenia Terré, que en una verdadera muestra de ductilidad política ya pasó –en poco más de dos años- por tres bloques: Movimiento ADN, Frente Federal de Acción Solidaria y, ahora, Juntos por Córdoba. Un verdadero récord.
Esta incorporación -apadrinada por la legisladora provincial del Pro, Soher El Sukaria- devuelve la mayoría automática al oficialismo, y reduce a una mínima expresión el poder que Sesma cosechó al abandonar Juntos por Córdoba para erigirse en una especie de jueza de la moral y el correcto accionar de la alianza que la llevó a una banca. Paradójicamente, este probable destierro a la intrascendencia de la autodenominada socialdemócrata llegará a manos de otra edil itinerante.
Pero este cambio de aires de Terré no vino solo. Aparentemente habría llegado acompañado de un pedido del flamante tridente macrista en el Concejo –integrado por Abelardo Losano, Anibal de Seta y la propia María Eugenia Terré- a Lucas Balián, presidente del bloque oficialista, para formar un bloque propio y que la bancada de Juntos por Córdoba pasara a funcionar como un interbloque. La respuesta, previa consulta al Palacio 6 de Julio, habría sido un no rotundo.
Por otro lado, algunos ediles de la bancada oficialista habrían recibido con cierta incomodidad la noticia de la incorporación de Terré. Los concejales nicolacistas –Javier Lafuente, Cristina Marchisio y Analía Romero-, por ejemplo, no verían con gran alegría el crecimiento del macrismo dentro de Juntos por Córdoba, que con la llegada de Terré los empardaría en tres bancas.
Miriam Acosta tendría, también, cierta reticencia a la llegada de la nueva compañera de bloque. La actual presidenta de la Comisión de Género tiene una extensa trayectoria en la materia, es la principal impulsora del paquete de ordenanzas de paridad de género y preferiría no encontrar “competencia” en el tema dentro del bloque.



1 Comentario

Dejar respuesta