El PJ de los gobernadores prepara su Gualeguaychú

El peronismo no kirchnerista tendrá su propia cumbre en los primeros días de abril. El objetivo es dar forma a un espacio que reúna a los mandatarios provinciales y se diferencie de los dirigentes cercanos a la ex presidenta de la nación. La cita será en Entre Ríos.



Por Marcos Duarte

gualeguaychú
Carlos Caserio y Miguel Angel Pichetto

Hace pocos días se cumplieron tres años de la histórica convención del radicalismo que resultó fundacional para la coalición Cambiemos. Paradójicamente, el peronismo eligió la misma ciudad para dar el primer paso en lo que definen como su redefinición partidaria.
La unidad del archipiélago de grupos que hoy se autodefinen como justicialistas es un lema que hoy repiten todos los sectores y que se ha convertido casi en un fetiche. Sin embargo, las características y, sobre todo, los límites de esa unificación son temas que provocan discusiones cada vez más intensas.
La semana pasada, la provincia de San Luis se convirtió en el epicentro de la atención de toda la dirigencia justicialista. El gobernador, Alberto Rodríguez Saa, intentó posicionarse como el armador de un nuevo esquema unitario con lo que denominó “Encuentro de la Militancia”.
Lo que, al inicio, pareció una convocatoria plural que reuniría a dirigentes provenientes de varias vertientes del peronismo se transformó en una concentración con innegable hegemonía del kirchenrismo y sus sectores aliados. El protagonismo que tuvieron dirigentes como Agustín Rossi, Axel Kicilloff o Andrés “Cuervo” Larroque, además del líder camionero Hugo Moyano alejaron a los referentes que pretenden distanciarse de todo lo que se acerque al gobierno de Cristina Kirchner.
El propio Adolfo Rodríguez Saa, hermano del mandatario puntano y presidente del PJ provincial, aclaró que no sería de la partida. Por su parte, Sergio Uñac, gobernador de la provincia de San Juan, quien había anunciado su presencia y participado de las reuniones preparatorias se bajó a último momento y se limitó a enviar una delegación de dirigentes de segundo orden.
Ante esto, el grupo que reúne a los gobernadores de provincia enrolados en el peronismo comenzó a diseñar su respuesta. Los armadores principales de este sector son quienes conducen el bloque de senadores nacionales, principal espacio de poder nacional de justicialismo en la actualidad.
El rionegrino Miguel Ángel Pichetto, el cordobés Carlos Caserio y el Rodolfo Urtubey, hermano del gobernador de la provincia de Salta, son los estrategas principales de lo que, en palabras de Juan Schiaretti, pretende ser el “peronismo federal y republicano”.
La excusa será el relanzamiento de una revista doctrinaria denominada Movimiento XXI y que reúne entre sus colaboradores a referentes históricos del justicialismo como Oscar Lamberto, el riocuartenseHumberto Roggero, Eduardo Camaño, Jorge Remes Lenicov y Miguel Ángel Toma.
La reunión de Gualeguaychú pretende ser la primera de una serie de convocatorias que se realizarán en las provincias gobernadores que forman parte del grupo que busca distanciarse del kirchnerismo.
Se reliazará el 6 de abril y esperan la asistencia del mandatario provincial Gustavo Bordet además del senador nacional Pedro Guastavino, uno de los aliados más cercanos al trío que componen Pichetto, Caserio y Urtubey.
El objetivo principal del sector es encontrar una hoja de ruta para trasladar el peso electoral que sus referentes mantienen en el orden provincial a una alternativa electoral que pueda ser competitiva en las presidenciales del 2019.
Según los estrategas del espacio, un postulante peronista que pueda superar la identificación con el kirchnerismo puede impedir un triunfo de Cambiemos en primera vuelta y convertirse en una amenaza para el oficialismo.
Algunos apuestan a que una gran PASO nacional en la que puedan presentarse todos los postulantes que garanticen este perfil puede ayudar a concentrar el caudal electoral en el primer turno de las elecciones del año que viene. Por ahora, no se explicitan nombres pero descuentan que Juan Manuel Urtubey y José Manuel de la Sota estarán en el lote de candidatos.



2 Comentarios

  1. ¡Je,je! La aclaración de “Peronismo no kirchnerista” es toda una definición de fondo. Pues es absurdo referenciar a un PERONISMO SIN PERON. o en todo caso es “discriminatorio”, pues tomar SOLO como válido el Peronismo del 45 y no el de 74, despuès de tanta lucha para su retorno, tal como lo hacen los Kirchneristas mas sus “nuevos amigos” de pseudoizquierda. Lo que no se comprende, porque los “relativamente” Peronistas, no generan FRONTALMENTE un nuevo espacio, sin necesidad de tomar los símbolos del JUSTICIALISMO, que fuè el PARTIDO POLITICO DEL GENERAL PERON. LLamaba la atención ver en la última cumbre K en San Luis, a Hugo Moyano, el mismo que en Setiembre de 2012 exigía junto otros PERONISTAS, por el asesinato de José Rucci, http://www.iprofesional.com/notas/145527-Hugo-Moyano-rodeado-de-opositores-El-Gobierno-tendra-su-castigo-en-2013, y ahora compartir escenario con aquellos que hicieron renacer el ideario setentista que terminó con la vida de su COMPAÑERO CEGETISTA. ¿Donde quedó la LEALTAD Y EL COMPROMISO CON EL MOVIMIENTO OBRERO? ¿Todo es conveniencia y especulación? Se supone que esas son “cualidades” de los CEOS y no de los “dirigentes de los trabajadores”?

  2. Para estos Peronistas, las palabras Lealtad y Compromiso, no existen. Solamente existen ellos y como hacerse ricos, rápidamente.(ROBANDO) Dejando 30 % de pobres, después de haber gobernado directa o indirectamente, durante 70 años.

Dejar respuesta