Elecciones decanales: A dos meses, opositores locales demoran candidaturas en UNC

En las siete Facultades que este año eligen Decano, sólo se conocen candidatos oficialistas. Boretto (Cs. Económicas), Pizzi (Cs. Médicas) y Altamirano (Psicología), entre los confirmados.



elecciones-decanalesEl clima electoral comienza a reverdecer por estos días en la Casa de Trejo, faltando sólo dos meses para el “superjueves” en el que se redefinirá el tablero político universitario. El próximo 17 de mayo, todas las Facultades renovarán todos los miembros de sus consejos directivos, y además siete unidades académicas experimentarán por primera vez la elección directa para designar a sus respectivos nuevos decanos y vicedecanos.
La votación conjunta de los cuatro claustros será una novedad que pondrá a prueba a las maquinarias institucionales de las quince Facultades, pero que además intensificará la centralidad política de la jornada.
A tan sólo un mes del plazo perentorio para las presentaciones de candidaturas, los fixtures de postulantes se encuentran incompletos en las siete Facultades que celebrarán comicios decanales: Ciencias Médicas, Derecho, Ciencias Económicas, Psicología, Artes, Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación.
Mientras en la mayoría de ellas se conoce (o especula) sobre el candidato que representará al respectivo oficialismo, poco se conoce sobre desafiantes opositores que pretendan entrar a la contienda electoral.

Segunda tanda para la directa
El año pasado, siete unidades académicas estrenaron el sistema de elección directa de decanos, que el oficialismo logró aprobar en la Asamblea Universitaria de diciembre del 2016, en una convulsionada sesión en la que el kirchnerismo intentó frenar con piquetes la reforma política. Dentro de dos meses, otra serie de siete Facultades implementará el nuevo método electoral, quedando pendiente sólo Ciencias Exactas.
Una de las características más notorias de los comicios decanales del 2017 fue la multiplicidad de candidatos que compitieron en cada Facultad, incluyendo algunas en donde tradicionalmente se forjaba una lista única. Seis de las unidades académicas tuvieron dos candidatos, mientras que en Odontología compitieron tres profesoras por el Decanato.
La dirigencia universitaria tomó esta situación como una consecuencia directa de la elección directa, que permite a distintos candidatos competir entre sí en condiciones más equitativas que el método indirecto. Sin embargo, a un mes de la presentación de candidaturas para el ciclo electoral 2018, no se conocen aún candidatos decanales opositores en las Facultades involucradas.
En el caso de Ciencias Médicas, el actual secretario técnico de la Facultad, Rogelio Pizzi, será el candidato del oficialismo, acompañado de Marta Fiol de Cuneo, quien intentará renovar su responsabilidad de vicedecana. Si bien son vox populi los intentos (hasta ahora infructuosos) de un grupo de docentes por orquestar una candidatura opositora, no se conocen detalles de quién podría encabezarla.
En Ciencias Económicas, Jhon Boretto avanza en su objetivo de amalgamar su espacio político con Compromiso y Participación, la oposición docente con la que ya logró confluir en las últimas Asambleas Universitarias. Dividido tras el fallecimiento de la ex decana y vicerrectora Hebe Goldenhersch, el histórico grupo Económicas volvería a unirse, bajo el liderazgo de Boretto y reforzado por la integración de nuevos sectores políticos de la Facultad. Esta probable convergencia permite prever una ausencia de rivales de peso en los comicios del 17 de mayo.
Psicología podría ser el escenario de otro entendimiento entre oficialismo y oposición, aunque en este caso las negociaciones siguen abiertas. Patricia Altamirano intentará conseguir su cuarto mandato como decana, sucediendo a su socia Claudia Torcomian. Altamirano quiere reforzar sus chances como opositora a Hugo Juri para el 2019, por lo que intenta una alquimia con el kirchnerismo de su Facultad.
Derecho es la única de las Facultades grandes sin candidatos conocidos. El oficialismo que comanda el decano y vicerrector Pedro Yanzi Ferreira (inhibido tras seis mandatos al frente de su unidad académica) no ha dado a conocer sus postulantes, pero se menciona al ex vicedecano Guillermo Barrera Buteler y a la ex decana Marcela Aspell como posibles miembros de la fórmula. En la vereda del frente, dos grupos trabajan para construir alternativas, pero sin nombres a la vista.
Artes elegirá a su tercer decano, tras un mandato de Ana Yukelson y otro de Myriam Kitroser. El oficialismo define por estos días qué profesor bendecirá como candidato, y Ana Mohaded encabeza las apuestas. Sin embargo, la ex secretaria adjunta de Adiuc, Sandra Mutal, intenta ser la elegida. Mientras tanto, no se conocen intentos de construir una candidatura que desafíe al oficialismo.
En Ciencias de la Comunicación, la normalizadora Mariela Parisi busca convertirse también en la primer decana de su Facultad, repitiendo la historia de anteriores “nuevas” unidades académicas. Aún no habría definido su compañero de fórmula, pero se inclinaría por alguien cercano al espacio Avanzar, que lidera Altamirano. El kirchnerismo, huérfano tras la salida de la exdirectora Claudia Ardini del poder, intenta rearmarse, sin candidato definido, pero con el padrinazgo del diputado Pablo Carro.
En Ciencias Sociales, en cambio, la normalizadora Silvina Cuella no competirá por el decanato. Su espacio político se decantó por María Inés Peralta, ex secretaria de Extensión del primer mandato de Carolina Scotto como rectora. La oposición, que cuenta con seis miembros en el Consejo Directivo, no ha sintetizado aún su propuesta en una candidatura que enfrente a Peralta.



Dejar respuesta