Con Mestre en el centro de la escena, delibera la UCR

Retiro partidario en Villa Giardino. Habrá críticas al gobierno de Schiaretti y reclamos por el papel del radicalismo en Cambiemos.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

La plana mayor del radicalismo provincial, y la militancia más intensa, coincidirá durante dos días en Villa Giardino para repasar la agenda política y la táctica a desarrollar hasta 2019. El plenario, impulsado por el mestrismo, se da justo cuando el intendente de Córdoba logró ubicarse en el centro del escenario político.
Con la discusión por los fondos de los municipios que, afirman los radicales, el gobierno peronista niega e incluso quiere reducir con la eliminación de las tasas en las facturas de servicios públicos provinciales, Mestre ha conseguido convertirse en el principal opositor de Juan Schiaretti. Con la chapa de presidente del Ente de Intendentes, exige el respeto por las autonomías municipales, un valor clavado en la tradición de la Unión Cívica Radical cordobesa.
En el plenario de Villa Giardino no debería esperarse una proclamación de precandidaturas, pero sobrarán los gestos para ratificar las pretensiones conocidas: Ramón Mestre, Mario Negri y Dante Rossi ya están anotados para la carrera por la candidatura a gobernador (el plato fuerte es entre los dos primeros, pero el ex legislador ya demostró que puede plantarse en una interna).
En el hotel de Luz y Fuerza, el encuentro comenzará hoy, pero el plato fuerte será mañana. La primera jornada tendrá una exposición del presidente del Consejo de la Magistratura, Miguel Piedecasas, y, luego, las reuniones de las comisiones de Infraestructura y Servicios Públicos, de Seguridad y Justicia, de Asuntos Municipales y de Economía y Finanzas. Con ese temario, es previsible que haya muchas coincidencias en cuestionar las políticas del gobierno de Schiaretti.
El sábado, en cambio, pueden aparecer los matices, cuando a las 10 de la mañana comience el “debate sobre la problemática y realidad de la provincia de Córdoba”, una designación tan amplia que abarcará desde la estrategia política para el 2019, el lugar de la UCR en la alianza Cambiemos, y la discusión por la prórroga de los mandatos de las autoridades partidarias promovida por el mestrismo.
Todos dirán que deben ser radicales los que encabecen las fórmulas más importantes, esto es la provincial y la municipal de Córdoba, tomando coraje así para el momento de enfrentar al macrismo (o peor, a Mauricio Macri) en las negociaciones finales. La UCR ya pudo comprobar que sus pretensiones de liderar, si Macri no está de acuerdo, pueden malograrse; eso sucedió en las elecciones de diputados nacionales de 2017.
En relación con la prórroga de los mandatos partidarios hasta fin de año, para hacerlos coincidir con una eventual interna abierta de Cambiemos, es una pretensión del mestrismo, pero que encontrará resistencia en algunos grupos, lo cual se verá en Villa Giardino. El mestrismo conduce el Comité Central de la Provincia, cuyo presidente es Alberto Zapiola, y además tiene la mayoría de los miembros del Congreso Provincial, que es el organismo que aprueba o desaprueba las alianzas electorales.