Ausencia de oferta, excusa docente para conflicto (prearmado)

El Ministerio de Educación no presentó ninguna propuesta ayer a los gremios de profesores, con lo que estos legitiman su intención (preexistente) de enfrentar al gobierno de Macri.



paritaria-docenteLos representantes de las centrales de profesores universitarios y los funcionarios del ministerio de Educación de la Nación celebraron ayer la primera reunión del ciclo de negociaciones salariales del 2018. El Gobierno llegó a la reunión predispuesto a “escuchar” los reclamos sindicales, pero sin una oferta concreta para los docentes.
Esta situación enervó a los gremialistas, que automáticamente comenzaron a lanzar diátribas contra la gestión que encabeza el presidente Mauricio Macri a través de la prensa y las redes sociales. Sin embargo, la ausencia de una propuesta del Gobierno se convirtió en la mejor forma con la que podían soñar para legitimar su actitud belicista, anunciada con anticipación a la reunión.
Además, las dos principales centrales representativas de profesores universitarios, Conadu y Conadu Histórica, exhibieron posiciones disímiles en cuanto a las exigencias planteadas a la Secretaría de Políticas Universitarias de la cartera educativa nacional.
Mientras los “autónomos” de ConaduHistótica reclaman un 25 por ciento de aumento a la manera tradicional, la central K Conadu pide un sistema de actualización automática mensual, idéntica a la que un año atrás le rechazaron al Gobierno.

¿Escalonado o automático?
DanyaTavela, titular de la SPU, fue la encargada de recibir ayer a las comitivas de las seis centrales gremiales que negociarán el aumento para los profesores universitarios: Conadu, Conadu Histórica, Fedun, Fagdut, UDA y Ctera. La ex vicerrectora bonaerense ofreció su voluntad de escuchar los planteos de cada actor, pero no esbozó ninguna oferta inicial que disparase la seguidilla de idas y vueltas en cada gremio.
Esta situación habilitó a los gremialistas para salir a atacar al Gobierno, quienes relacionaron la ausencia de oferta con una supuesta voluntad del Ejecutivo de otorgar un aumento por debajo del 15 por ciento, algo que sería rechazado por todas las representaciones gremiales. Desde la SPU explicaron que, por el contrario, la intención era conocer las posturas individuales de cada central para elaborar una propuesta que pueda contener todas las miradas.
Conadu y Conadu Histórica, las dos centrales que abarcan al 80 por ciento de los profesores universitarios del país, coincidieron en la exigencia de que el Gobierno efectivice el pago del desfasaje entre la inflación y los aumentos salariales del 2017, garantizado con una cláusula gatillo en el último acuerdo.
Con respecto a ello, el Gobierno anunció la constitución de una “comisión técnica” que calcule los pagos complementarios a realizar.Una segunda reunión sería convocada a la brevedad, cuando el Indec publique su Índice de Precios al Consumidor para el mes de febrero.
Sin embargo, sus miradas fueron disímiles con respecto al acuerdo 2018. Conadu Histórica exige un aumento a la manera tradicional, del 25 por ciento para todas las categorías y un salario mínimo para el sector de 17 mil pesos para el cargo inicial. Por su parte, Conadu reclama la instauración de un sistema de actualización automática, que mes a mes ajuste los salarios en concordancia con la inflación que mida el Indec.
La posición de esta última resulta al menos llamativa, puesto que fue la propia Conadu la que un año atrás encabezó el rechazo a esa misma propuesta, entonces enarbolada por el ministerio de Educación como primera oferta de la negociación. El actual reclamo compensación por cláusula gatillo demuestra con claridad que los salarios docentes perdieron poder adquisitivo en algún momento del último año, a raíz de la tozudez gremial.
Este escenario de incertidumbre legitima las intenciones de las principales centrales de largar un plan de lucha contra el gobierno, idea confesa en los documentos recientes de ambas organizaciones. Conadu y Conadu Histórica consumarán sus intenciones en sendos congresos extraordinarios, que se llevarán a cabo el martes y el jueves de la próxima semana, respectivamente.



Dejar respuesta