De la Sota, raid nacional y distención interna en UPC

El ex gobernador diseña una agenda nacional con referentes del peronismo no kirchnerista. Apuesta a enfriar las diferencias con el schiarettismo y concentrarse en su instalación como pre candidato. Busca un lugar en la mega primaria presidencial del 2019.



Por Marcos Duarte

de la sotaLa necesidad mutua suele ser el mejor factor de unidad entre los dirigentes políticos. En el peronismo de Córdoba, esa máxima ha sido fundamental durante la etapa de hegemonía de la que ha gozado en los últimos años.
Desde hace algunos meses, las tensiones entre los sectores del oficialismo provincial han llegado a un nivel de visibilidad inédito desde que Unión por Córdoba accedió al gobierno.
Las diferencias tácticas entre el gobernador Juan Schiaretti y su antecesor se remontan al primer año de gobierno de Cambiemos. La votación dividida del bloque que responde al justicialismo local en oportunidad del proyecto de reforma del impuesto a las ganancias propuesto por Sergio Massa en alianza con el kirchnerismo fue la primera chispa.
Luego, la deserción de Adriana Nazario de la bancada Córdoba Federal para permanecer junto a los restos del Frente Renovador oficializó la distancia entre los grupos que responden a los líderes de UPC.
Las pintadas pronosticando un destino provincial para José Manuel de la Sota llevaron la tensión a su punto máximo. Sus leales se apresuraron a desmentir la autoría de los grafitis para descomprimir la situación.
Para aclarar la situación, las huestes del ex gobernador se remitieron a las palabras de su líder. “Yo ya tuve el honor de servir a mi país como legislador: fui diputado a los 35 años y senador a los 46. Fui, gracias a la confianza de los cordobeses, tres veces gobernador de Córdoba. Sólo me falta ser presidente de la Nación y para eso me preparé, me sigo preparando y trabajo cada día”, sostuvo De la Sota al momento de rechazar el ofrecimiento de encabezar la boleta de diputados nacionales en las últimas elecciones nacionales.
Para los exégetas delasotistas, ese párrafo indica que la única aspiración política de su líder es ocupar un lugar en la boleta presidencial del justicialismo nacional. Afirman que no volverá a postularse para ningún espacio que haya ocupado antes.
De la Sota tiene en mente protagonizar la reformulación de la oferta electoral del peronismo nacional, en la etapa post kirchnerista. En función de esto comenzó a activar los contactos con los referentes que forman parte del armado.
La estrategia que toma cuerpo entre los operadores peronistas pretende convertir lo que hoy aparece como una debilidad en una ventaja competitiva. Es innegable que hoy no cuentan con una figura nacional con desempeño electoral aceptable en todos los distritos. Pero, afirman, existen referentes con arraigo regional que podrían conformar un pull de candidatos en una gran PASO presidencial.
El objetivo es que la fórmula resultante de esa primaria concentre los votos en la primera vuelta y así impedir que Cambiemos llegue al porcentaje que le permita consagrarse sin ballotage.
De la Sota exhibe sus fortalezas para ser un protagonista de ese plan de batalla. Su medallero incluye haber sido el candidato más votado en las PASO 2015 en la provincia de Córdoba (por encima de Mauricio Macri) y haber cosechado un 6% nacional en soledad. No hay muchos dirigentes peronistas que puedan ostentar estos logros.
Además, sostiene que no hay posibilidad de entrar a la segunda vuelta sin un desempeño aceptable en Córdoba, cosa que solo él puede garantizar. Como prueba, remiten al fracaso rotundo de Scioli en la provincia.
Estos serán los puntos fuertes de lo que anuncian será su apuesta nacional. Miguel Ángel Pichetto será uno de los interlocutores clave con los que retomará contacto en los próximos días. El otro será Sergio Massa, con quien mantiene una buena relación desde que conformaron la coalición UNA en las presidenciales pasadas.
Para que esta hoja de ruta llegue a buen puerto, necesita renovar el acuerdo histórico que lo une a Juan Schiaretti. Por lo pronto, bajará la temperatura de la interna local en busca de generar las condiciones de un nuevo entendimiento.



1 Comentario

  1. Èxiste una campaña tipo “OPERATIVO CLAMOR”, inventada alrededor de De La Sota. Excepto aquellos que se BENEFICIARON Y QUE SE BENEFICIARIAN con su retorno, en realidad….¡NO SE LO EXTRAÑA, menos en Córdoba Capital! Ya tiene a su hija “haciendo carrera” con su portación de apellido ¿No es suficiente con que la ayude a crecer? Alguien debería recordarle que no necesita llegar a los 70 años para cobrar unos pesos mas de jubilación. Tiene 68, que se dedique a la “docencia” política. Debería hablar con Juez para que lo incorpore en alguna de las catedras del INSTITUTO NACIONAL DE CAPACITACION POLITICA.

Dejar respuesta