PJ apura rearmado en Capital (prescinden de los K)

El peronismo reorganiza la tarea territorial con miras al `19. La nueva mesa de trabajo en Capital combina estructura partidaria con dirigentes que son parte del Gobierno. Distancian de ese espacio a los ex K que tuvieron alto perfil durante la campaña.



Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

Carlos Massei, ministro de Gobierno.

El horizonte es el 2019; la meta, reordenar el trabajo territorial. Y aunque el calendario indica que el año en curso es no electoral, los próximos meses serán fundamentales para los arquitectos que trabajan en la reingeniería del peronismo cordobés.
Falta mucho, reflexionaría cualquier ciudadano de a pie con atinado sentido de la ubicación en la línea temporal. Sin embargo, la lógica política marca que para conservar el poder provincial, el justicialismo debe comenzar ya a ensayar armados, concretar aproximaciones y trazar nuevas estrategias.
Se sabe: Unión por Córdoba (UPC) tiene como prioridad absoluta blindar su permanencia en el Panal frente a la amenaza amarilla. Sin embargo, en ese plan de poder también hay lugar (y destacado) para las pretensiones que se tienen sobre la Capital cordobesa, el principal bastión electoral que no les pertenece desde hace muchos años.
El oficialismo se entusiasma con la idea de desembarcar en el Palacio 6 de Julio con uno de los suyos, y lo hace con el envión de octubre pasado. Es que si bien en el mapa general de resultados UPC perdió –drásticamente- frente a la propuesta de Cambiemos, en el análisis de sus marcas históricas el peronismo logró mejorar en las generales su propia performance respecto a las PASO de agosto. Siguiendo esa línea, en Capital UPC pudo subir algunos puntos en el resultado final, que terminaron por embarcar a la dirigencia en la idea de jugar fuerte también en las municipales.
Una de las tantas lecturas internas que dejó la última elección de medio término es que la pérdida de votos en el interior y la leve recuperación en Capital marca la necesidad de reforzar el trabajo en el ejido que hoy maneja la UCR.
Y para cumplir con ese proyecto, el PJ Capital elabora una nueva hoja de ruta mientras que ya definió un nuevo esquema de trabajo territorial. La primera acción fue calmar los ánimos internos que se agitaron tras el desembarco de los kirchneristas a la estructura de UPC el año pasado.
La fidelidad que demostraron tener con el oficialismo cordobés durante la campaña quienes antes tributaban a Cristina Fernández de Kirchner, fue reconocida y bien recompensada. Tanto, que hoy esos dirigentes ocupan lugares más que apetecibles dentro de la Provincia. Además, mientras corrieron tiempos electorales tuvieron alto perfil y gozaron de la venia de las autoridades para moverse territorialmente.
Este combo generó malestar interno y reproches que ahora fueron atendidos. Para bajar la espuma, desde el PJ Capital resolvieron rearmar la mesa chica de trabajo y prescindir en ese lugar de los ex kirchneristas. Entre ellos, de Soledad Ferraro por ejemplo, quien migró de La Jauretche al schiarettismo y quien el año formó parte del comando de campaña capitalino. No obstante, estos sectores seguirán articulando con los dirigentes de Capital pero no desde el espacio donde se tomarán las decisiones.
Esta nueva mesa combina la estructura partidaria con dirigentes que están en la gestión provincial. Se trata de un esquema que reemplazaría en cierta forma a la Junta Capital con un planteo más amplio, integrado por dirigentes y funcionarios de distintas áreas de Gobierno con intenciones de imprimirle a la tarea territorial un perfil más proactivo y dinámico.
A ese nuevo mapa interno de trabajo lo integran los coordinadores de seccionales que el PJ Capital dispuso para jugar el segundo tiempo electoral el año pasado, con el propósito de levantar la mala cosecha de agosto. Y como el resultado fue positivo a los ojos de quienes lo implementaron, la idea seguirá activa.
Dentro de UPC, el ministro de Gobierno, Carlos Massei, tiene un rol activo como armador y articulador, sobre todo con dirigentes del interior aunque hace unos meses mantuvo, por ejemplo, contacto con la dirigente capitalina Olga Riutort.
Mientras que la esposa del gobernador y diputada nacional, Alejandra Vigo, sigue siendo la responsable política del PJ Capital y quien comanda la nueva mesa de trabajo integrada por legisladores, concejales y funcionarios.
Entre los responsables del trabajo en Capital figuran los ministros Walter Grahovac y Omar Sereno; los concejales Adrian Brito, Nadia Fernández, Victoria Flores; los legisladores Sandra Trigo y Pichi Campana; los funcionarios Gabriel Bermúdez, Miguel Siciliano, Leonardo Limia y Diego Hak. También Juan Manuel Cid y Claudia Martínez, entre otros.



1 Comentario

Dejar respuesta