Mestre se diferencia de Nación: ratificó a familiares

El intendente de Córdoba desestimará la invitación del presidente Mauricio Macri. El lunes, el gobierno de la Nación resolvió cortar el vínculo laboral con parientes de altos funcionarios y pidió al resto de las jurisdicciones que lo imiten.

La decisión del intendente Ramón Mestre es confirmatoria. Los socios políticos del titular del Poder Ejecutivo Nacional no asumirán las consecuencias en sus jurisdicciones, ante la evidente estrategia de reposicionamiento del presidente Mauricio Macri.
En la mañana del lunes, el fundador del PRO acudió a la vieja receta, la misma que aplicó sin variantes durante toda su carrera política. Volvió a presentarse como el paladín del cambio atacando en nepotismo estatal e invitando a otras jurisdicciones a imitar su buen ejemplo. Viejo vicio de la “vieja política”.
Lo hizo luego de una serie de traspiés inaugurados por la polémica reforma previsional que sus expertos en comunicación no supieron explicar. Fue el remate el escándalo provocado por los audios viralizados donde se escuchaba al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca, maltratar a una empleada doméstica de la familia. La situación de informalidad laboral que se conoció después ofició de argumento inapelable que licuó cualquier apelación a un rasgo humano como lo es un episodio de enojo.
El ministro de Gobierno de la Provincia, Carlos Massei, defendió la idoneidad de los familiares que colaboran con la gestión de Juan Schiaretti. La respuesta al convite presidencial ocurrió casi en simultáneo con el anuncio brindado en la Casa Rosada. “Nosotros cumplimos con el Pacto Fiscal”, le recordó el esfuerzo y costo político que ese pedido de Macri le significó a la administración identificada con las banderas del peronismo. Que no pida más.
Antes del mediodía de ayer, el asesor letrado de la Municipalidad de Córdoba, Alfredo Sapp, tuvo la misión de comunicar la postura oficial. Mestre no expulsaría a los parientes propios y de sus funcionarios para cumplir con el nuevo antojo de Macri.
En total, son nueve los funcionarios que acreditan una relación directa de parentesco. La subdirectora de Protocolo, Florencia Malone Mestre, es la sobrina del titular del Palacio 6 de Julio. El ex cuñado de Ramón Mestre y padre de la funcionaria aludida es director del Servicio Odontológico.
La subsecretaria de Recursos Tributarios, Mónica Ferla, es prima de Mestre y a su vez esposa del secretario de Infraestructura, Omar Gastaldi. La hija del matrimonio, Florencia Gastaldi, también integra la planta política municipal en la Dirección de Higiene y Seguridad.
En relación directa con el secretario de Modernización, Marcelo Cossar, se encuentra su cuñado Jaime Juaneda en la Dirección de Políticas Vecinales y su concuñada Noelia Wayar, a cargo de la Dirección de Relaciones Institucionales.
El subsecretario de Gobierno Roberto Yalovetzky también trabaja con su hermana en la misma cartera. Natalia Yalovetzky es directora de Discapacidad.
Por último, el responsable del Tribunal de Faltas, Ramón Ortega, también tiene a su hermano en el municipio. Manuel Ortega se desarrolla como director de Cultura y Patrimonio.
Sus cargos no peligran. Sapp lideró una encendida defensa: “Han desempeñado sus cargos con suma eficiencia y valoramos la idoneidad en el ejercicio de la función pública”. No podía decir otra cosa.
Luego, profundizó con datos cuantitativos. De una planta política de 360 cargos, menos de una decena de funcionarios acreditan vínculos familiares. “Es irrelevante en el caso nuestro”, concluyó en declaraciones a Alfil.
El asesor municipal aseguró que la gestión mestrista “lleva una política de austeridad desde que llegó al Palacio 6 de Julio”. Agregó, en ese sentido, que la totalidad de cargos políticos no están cubiertos, incluso 22 empleados de planta permanente forman parte del staff de gobierno.
“Nuestros sueldos son, en la mayoría de los casos, hasta el 50% más bajos que los mismos en otras jurisdicciones del estado y nuestros gastos oficiales son básicos”, continuó.
Consultado por las repercusiones internas por la diferenciación entre socios políticos, Sapp admitió que habrá señales en la dirección que pide Macri. Probablemente los anuncios se conozcan en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.



Dejar respuesta