Juecismo encabeza nómina de partidos deudores

La Dirección Nacional Electoral hizo públicos los detalles de los fondos que adeuda cada partido. En el distrito Córdoba, el Frente Cívico lleva la delantera con un saldo de casi 850 mil pesos.

La Dirección Nacional Electoral (DINE) publicó el viernes una actualización de la nómina de partidos políticos deudores, tanto en el orden nacional como en cada una de las provincias y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
El informe, publicado en el Boletín Oficial como Disposición 5-E/2018, revela que el conjunto de partidos cordobeses (incluyendo tanto los puramente locales como las filiales de los partidos nacionales) adeuda fondos por un monto superior a los 3,5 millones de pesos.
Esta cifra millonaria será descontada “en las próximas asignaciones de aportes públicos de cualquier naturaleza”, según especifica la normativa. Por ello, las deudas no comprometen el patrimonio actual de los partidos, pero sí podrían reducir los fondos disponibles para las campañas del próximo ciclo electoral.

Cambiemos   906.671,15
Frente Cívico 846.803,91
UCeDe 51.106,63
Coalición Cívica 8.760,61
Frente Córdoba Ciudadana   577.710,65
Compromiso Federal 304.587,43
Partido de la Victoria 197.530,49
Frente Grande 70.394,59
Partido Comunista 5.198,14
Izquierda al Frente por el Socialismo 468.957,21
Movimiento al Socialismo 400.185,03
Nueva Izquierda – MST 68.772,18
Somos   348.841,09
Partido Socialista 245.480,77
Libres del Sur 103.360,32
Unión por Córdoba   170.409,51
Unión Vecinal Federal 93.490,73
Partido Demócrata 38.936,63
Unión Popular 20.783,62
Partido Demócrata Cristiano 14.381,38
Unión Celeste y Blanco 2.817,15
Frente de Izquierda y de los Trabajadores   45.109,44
PTS 27.388,77
Partido Obrero 17.720,67
Otros partidos vigentes
GEN 473.253,09
Acción para el Cambio 295.103,99
PAIS 96.122,28
Partido de la Concertación Forja 68.148,21
Cambio Córdoba 6.996,24
Otros partidos cáducos
Nuevo Movimiento 23.444,95
Acción Popular 20.272,23
Unión por Todos 5.713,62
Movimiento de Unidad Popular 5.165,22
Compromiso para el Cambio 4.838,81

El total adeudado abarca las obligaciones de 28 partidos distintos, representativos de casi todo el espectro ideológico. Sin embargo, el Frente Cívico por sí solo acumula más del 24 por ciento de la deuda total: 846.803,91 pesos.
El ex Partido Nuevo contra la Corrupción, por la Honestidad y la Transparencia no sólo encabeza el ranking de deudores, sino que impulsa a la coalición Cambiemos al tope de la lista. La deuda del juecismo equivale al más del 93 por ciento de las obligaciones del cambiemismo, al que sólo se suman la Unión de Centro Democrático (UCeDe) y la Coalición Cívica, con 51.106,63 y 8.760,61 pesos respectivamente.
El segundo bloque de deudores lo conforma el kirchnerismo. Cuatro partidos que formaron parte del Frente Córdoba Ciudadana figuran en el listado: Compromiso Federal, partido de los hermanos puntanos Rodríguez Saá, con 304.587,43 pesos; el Partido de la Victoria, que preside Carmen Nebreda, con 197.530,49 pesos; el Frente Grande, con 70.394,59 pesos; y el Partido Comunista, con 5.198,14 pesos. Esto totaliza 577.710,65 pesos, a los que podrían sumarse los 68.148,21 pesos del Partido de la Concertación Forja, que se identifica con el kirchnerismo pero no participó del ciclo electoral 2017.
En términos de partidos individuales, el segundo lugar corresponde al GEN, que figura con un monto de 473.253,09 pesos. Entre los casi 30 deudores no figuran ninguno de los tres partidos de gobierno: ni el radicalismo, ni el Partido Justicialista, ni el Pro.
Los causales que originan cada una de estas deudas no están detalladas en la disposición de la DINE, pero la base de dato histórica de la Cámara Nacional Electoral indica que en general se refieren a violaciones a distintos artículos de las leyes 26.215 (ley de financiamiento de los partidos políticos) y 26.571 (ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad electoral).
Algunas de las disposiciones que pueden original multas por parte de la DINE implican la presentación de informes financieros previos y posteriores a cada proceso electoral, así como los balances de la utilización de los fondos aportados por el estado para el funcionamiento permanente de los partidos.



Dejar respuesta