Adabel Guerrero estrena rol de cantante en «Bien Argentino»

Mientras transita su sexto mes de embarazo, protagoniza “Bien Argentino, la evolución”, en el Complejo Malambo de Villa Carlos Paz donde se luce cantando sobre el escenario.



Por Ariel Bogdanov

Adabel Guerrero transita uno de los mejores momentos de su vida. En lo personal con un embarazo de seis meses y medio, acompañada de su pareja desde hace ya varios años, Martín Lamela. En tanto que en lo profesional, protagoniza “Bien Argentino, la evolución”, en el Complejo Malambo de Villa Carlos Paz, una de las propuestas más elogiadas de la temporada, donde se luce en su nuevo rol de cantante. En diálogo con Diario Alfil, Adabel analizó como vive esta etapa y contó cómo se preparó para este desafío nuevo sobre el escenario. “Estoy feliz, me siento en un momento muy especial por un montón de situaciones que se dieron juntas tanto en lo profesional como en lo personal. Cuando acepté la propuesta de Ángel Carabajal de hacer temporada embarazada, eso me obligó cambiar el rol. En esta oportunidad vengo en rol de cantante en vez de bailarina”, explicó “Ada”. “Si bien yo había tomado clases de canto en otra oportunidades, o había cantado, nunca me lo tomé tan en serio. Cuando él me dijo que sólo iba a cantar, me puse a estudiar porque si sólo iba a hacer esto, debía hacerlo bien. Entonces estuve tomando clases porque siempre soñé con el rol de cantante”, agregó.
-¿Ya había tenido la oportunidad de cantar sobre un escenario?
Había hecho varias comedias musicales, pero es distinto porque estás atrás de un personaje, rodeada de un montón de artistas. Lo que hago en Bien Argentino es algo totalmente diferente
-Imagino que de cada una de las comedias musicales fue aprendiendo cosas…
Si, de todas. Protagonicé varias comedias musicales y me tocó estar rodeada de grandes artistas. La primera que hice fue el fantasma de Canterville con Pepe Cibrian en el año 2003, luego “Doña Flor y sus dos maridos” en 2009. También estuve en “El diluvio que viene”, donde me tocó el personaje de Consuelo en 2011, y finalmente el año pasado hice Sherlock, con lo que me empecé a involucrar más con todo lo que tiene que ver con lo cantado. Yo no tenía ganas de bailar entonces me enfoqué en la actuación y en el canto que era lo que más quería fortalecer.
-¿De qué manera se preparó para este nuevo rol de cantante?
Ángel Carabajal me indicó que tema quería que yo hiciera en Bien Argentino. Me encantó la propuesta entonces además de las clases de técnica vocal que venía tomando, comencé a tomar clases con Sandra Guida para profundizar todo lo que es la interpretación de un tema. Me encontré con un mundo fascinante, lleno de sentimientos. En una canción hay tantas emociones y es importante poder transmitirlas porque creo que el público en un momento de empatía lo recibe. En esas clases entendí que es muy importante que un cantante sepa lo que está interpretando y poder conectarse con la canción. Por todo esto, más alla del resultado respecto a como me está saliendo el tema, disfruté muchísimo el proceso de aprendizaje y espero poder seguir haciendo esto mucho tiempo más.

FOTOS: Sebastián Hernández



Dejar respuesta