La actividad superó el pico de 2015 pero se profundiza el déficit comercial

El sector externo continúa siendo el principal punto de conflicto: las importaciones de Bienes y Servicios treparon 18,7% interanual (en términos reales), mientras que las exportaciones de bienes y servicios sólo crecieron 2,1%.

importacionesEl nivel de actividad logró superar el pico que había registrado en el tercer trimestre de 2015, es la buena para cerrar el año. En el tercer trimestre , el PBI creció 4,2% interanual mostrando tres trimestres consecutivos de alza. De este modo se ubicó 0,1 puntos porcentuales por debajo de la variación que había arrojado el Estimador Mensual  de Actividad Económica (EMAE) para el tercer trimestre (+4,3% interanual). Además, se modificó al alza la variación interanual del segundo trimestre de 2017 (pasando de +2,7% a +2,9% interanual).

En términos desestacionalizados el PBI trepó 0,9% en el tercer trimestre respecto al anterior, lo que implica de manera anualizada, un ritmo de crecimiento en torno a 3,6%. Sin embargo, según el EMAE el crecimiento desestacionalizado del tercer trimestre fue de 1,3%, 0,4 puntos porcentuales por debajo al que efectivamente registraron las Cuentas Nacionales.

En ese marco, el sector externo continúa siendo el principal punto de conflicto: las importaciones de Bienes y Servicios treparon 18,7% interanual (en términos reales), mientras que las exportaciones de bienes y servicios sólo crecieron 2,1%.

De esta manera, las importaciones acumulan en los primeros nueve meses del año un alza de 11,3% contra un incremento de apenas 0,2% en el caso de las exportaciones. Ecolatina plantea que “se confirma entonces que el terreno externo es el Talón de Aquiles del modelo macroeconómico. La conjunción de un tipo de cambio atrasado con apertura comercial está generando un importante alza de las importaciones de bienes y servicios y no estimula las ventas al exterior”.

De hecho, esto se ve reflejado en la ampliación de la brecha que se registra entre la Demanda Global (suma de consumo, exportaciones e inversión) que subió 7,4% interanual  y el PBI que creció 4,2% en igual lapso.

En lo que hace a la inversión, en ese período trepó 13,9%, acumulando en los primeros nueve meses del año una expansión del 8,1% lo que la consolida como el motor del crecimiento del nuevo modelo económico. De todos modos, se ubica sólo 2,9% por encima de la registrada en el mismo período de 2015.

La fuerte expansión de la formación bruta de capital fijo se explica principalmente por el incremento de las importaciones de maquinaria y equipo y la construcción.

El consumo en el tercer trimestre trepó 4,2% en el sector privado y 1,8% en el público, acumulando a septiembre un alza de 3,1% y 2,2% interanual respectivamente. Sin embargo, el dato desestacionalizado resulta relevante: la performance privada cayó 2,2% y el público se incrementó 0,5%. Comparado con el mismo período de 2015, el privado registró un alza de 3,4% y el público, 1,9%.

La construcción fue el sector que creció con más fuerza en el tercer trimestre: 12,8% interanual. De esta manera en los primeros nueve meses del año trepó 8,1% interanual producto principalmente de las inversiones en obra pública. Fue el sector más perjudicado durante la contracción de 2016. Al comparar los tres trimestres de 2017 contra el mismo período de 2015, la construcción aún se ubica 4,2% por debajo.

La industria manufacturera creció 4,1%en el tercer trimestre del año, siendo el alza más importante en 18 trimestres. De esta forma, acumula en lo que va del año una mejora de 1,8%. El sector agropecuario tuvo un alza de 2,9% y  suma 4,8% en los primeros nueve meses; sin embargo, aún se ubica 2,3% por debajo de los niveles alcanzados en el mismo período de 2015.

La explotación de Minas y Canteras y la Producción de Electricidad, Gas y Agua tuvieron un magro desempeño en el tercer trimestre: cayeron 3,3%  y 1,9% interanual, respectivamente.

En el tercer trimestre casi todos los rubros que forman parte de la producción de servicios crecieron respecto al mismo período de 2016 (excepto los hogares privados con servicio doméstico, al igual que en el segundo trimestre). La intermediación financiera fue el rubro mejor parado: + 6,8%; las actividades inmobiliarias y empresariales evolucionaron 4,8% y el comercio mayorista, minorista y reparaciones avanzó 3,6%.



Dejar respuesta