Contratados, tema del primer cara a cara de Biolatto y delegados

La flamante secretaria general del Suoem apelará a un recurso que no divide aguas en el gremio. Este jueves, será su primera reunión con representantes de base.

Beatriz Biolatto


La primera mujer en comandar el poderoso gremio municipal, Beatriz Biolatto, tiene una cita con el cuerpo de delegados que tantos desvelos provocó a su histórico titular, Rubén Daniele. Este jueves, se producirá la primera reunión de los interlocutores de los afiliados con la ex secretaria gremial de Educación que tiene la doble tarea de velar por los derechos de los municipales, pero también los que emanan de su actual función.

Daniele seguirá operando en las sombras, imprimiéndole un velo de incertidumbre al futuro político de Biolatto. El caudillo –integrante ahora de la comisión salarial, referente del Suoem en la CGT y miembro de la coordinadora de gremios estatales en la Caja de Jubilaciones- entiende que su continuidad en la comisión directiva bastará para cubrir la espalda de su delfín.

Prefiere ignorar el comentario que se impone en las conversaciones de delegados. “’El Gringo’ no tiene cargo electivo”, se escucha, en clara referencia a la falibilidad del tráfico de influencias del enemigo público de los vecinos de Córdoba.

Biolatto comenzó a tejer su propio sustento en el Suoem. Lógico: al éxito o fracaso de su gestión estará asociado su nombre, pese a que el lugar que hoy ocupa puede entenderse como la consumación de otro de los caprichos de Daniele. Es decir, si el intendente Ramón Mestre no jaqueaba con el decreto jubilatorio su intención electoral, la historia sería otra. La misma que atraviesa a un sindicato de tradición personalista en sus más de tres décadas de historia.

Lo cierto es que entre los delegados, columna vertebral y poder de fuego de todo gremio, conviven opiniones divididas sobre el nuevo presente del Suoem. Para algunos, quienes tienen la camiseta verde bien puesta, Biolatto es Daniele.

En el mismo bando, en especial quienes responden al secretario adjunto Daniel Fernández, se abrió la posibilidad concreta de elevar perfil en la conducción y -¿por qué no?- comenzar a sentar las bases para disputar el comando del Suoem cuando de lugar. También, se encuentran aquellos que militan en la filas naranjas, representadas por el traicionado Ariel Quiñone.

El delegado de Recursos Tributarios que declinó su decisión de presentar una lista opositora para octubre del año pasado, saboreó la traición cuando conoció que Daniele se bajaba y cedía la posta a Biolatto. Los históricos rivales observaban como el paladín de los estatales, otra vez, operaba a favor de su conveniencia. El único requisito que Quiñone ofreció a Daniele para borrar sus colores de la compulsa no era otro que el candidato más experimentado encabezara la lista oficialista, como era habitual. Unos y otros, unidos contra la embestida mestrista.

Lo cierto es que será Biolatto quien deberá unir el rompecabezas, con o sin Daniele detrás, en los seis meses o tres años que dure su mandato si es que no se impone en propósito del máximo referente del Suoem de convocar nuevamente a elecciones en el segundo semestre del año.

El gremio ingresa en una etapa de sondeos interno que deberán pasarse hasta que la Justicia defina si el “agente Daniele” –curioso ninguneo que utiliza Mestre para referirse al hombre que más dolores de cabeza provocó a los intendentes de turno- sigue vigente para las compulsas electorales, o bien, si seguirá dependiendo de las limosnas de los “elegidos” por el voto directo de los empleados públicos.

La comisión salarial, donde prestará funciones quedó licuada ante la aplicación de subas automáticas basada en un mix de cinco índices inflacionarios. Lo mismo ocurre en la CGT Rodríguez Peña, donde seguirá sirviendo, luego que quedara desmembrada por diferencias entre Mauricio Saillen (Surrbac) y socios pesados como Gabriel Suárez de Luz y Fuerza.  Humo.

La situación de los contratados será la miel a la que Biolatto apelará para unir a su causa a un cuerpo de delegados visiblemente reducido por las vacaciones de verano y sentar la piedra fundamental de su gobernabilidad. Este jueves, encabezará el primer plenario de su conducción. Según voceros de su sector, se mostrará aguerrida y ubicará entre sus prioridades la situación laboral de los contratados.

Se trata de medio millar de agentes los que se encuentran en esta situación. Número nada despreciable y suficientemente abultado para montar actos políticos sobre ellos. Biolatto probará suerte con ellos.



1 Comentario

  1. armando cavallieri 81 años secretario de los mercantiles ,luis barrionuevo 75 años nsecretario gral gastronomicos, Roberto Carlos Fernández secretario uta 66 años,hugo moyano 74 años hasta hace poco lider camioneros y se acuerdan de lezcano luz y fuerza tenia cerca de 80 años
    no estan jubildos estos personajes? o son empresarios y como los pasivos pueden crepresentar a los activos?daniele con 65 años es un bebe

Dejar respuesta