Argentinos en Chile: entre el Papa y el tour de compras

Menos argentinos de lo proyectado cruzaron la cordillera para ver a Bergoglio. Los viajes mezclan el interés religioso con el shopping. Los precios siguen siendo inconvenientes pero menos por los cambios impositivos en Argentina.



El Papa Francisco llegó ayer a Chile, desde donde continuará su gira a Perú. Es la segunda visita de un Papa al país -la primera fue la de Juan Pablo II, en 1987-, y todo indica que entusiasma poco a los chilenos, que perciben a la Iglesia como jerárquica y elitista. Según una encuesta de Latinobarómetro, en la región son los chilenos quienes tienen la valoración más baja sobre Jorge Bergoglio (5,3 frente a un promedio de 6,8). Los argentinos, en cambio, aprovecharon para cruzar, aunque todo indica que son muchos menos que los 800.000 que se proyectaron.

De acuerdo a Latam la demanda de pasajes durante esta semana aumentó en un 18% respecto a la misma fecha del año pasado, con más de 13 mil pasajes vendidos. Según datos de la Secretaria Nacional de Turismo de Chile, entre diciembre y marzo habrá un total de 3.463.557 turistas extranjeros, el 21,4 % más que en 2017 en la misma época.  De ese total un 58,5% serían argentinos, los que totalizarían 2.027.679 llegadas para el período; el 17% por encima respecto a iguales meses del año anterior.

Un trabajo de la consultora Economía Minorista recaba datos del impacto argentino. Tres millones de argentinos que viajaron a Chile en 2016 dijeron haber gastado, en total, US$ 816 millones; el año pasado fueron U$S 1.353 millones con un promedio por día de US$ 74,2.

El de los argentinos es el 40% del gasto total con tarjeta de no residentes. El estimado de gasto sin tarjeta es de un 25 %. Hasta noviembre el intercambio comercial con Chile registró un superávit de U$S 1593 millones, pero lo que se gana por esa vía se pierde por la turística. Chile es el quinto socio comercial de Argentina.

A partir de la eliminación en 2017 del arancel de 12% promedio para la importación de componentes para producir computadoras y desde abril el de 35% para la importación de notebooks, tablets y computadoras la brecha de precios entre mismos equipos entre Chile y Argentina se redujo.

La AFIP elevó el monto de “franquicia libre de impuestos” para compras en free shops hasta U$S 500. Menores de 16 años U$S 250 dólares. Por aéreo el tope máximo de compra es de US$300 para mayores de edad y de US$150 para los menores de 16 años. Por tierra U$S 150 para adultos y U$S 75 para menores de 16 años. Superando ese monto se debe pagar un 50 % de impuesto sobre el excedente.

En el caso de celulares, aires acondicionados, televisores y microondas entre otros la diferencia sigue siendo importante. La brecha se irá reduciendo a partir de la medida adoptada por el Gobierno de la baja gradual del impuesto interno para los productos electrónicos (desde el 10,5% en el 2018, al 9% en 2019, 7% en 2020, 5,5% en 2021, 3,5% en 2022, 2% en 2023 y a partir del 2024 será 0) no fabricados en la isla; y de 0 % el impuesto para los producidos en Tierra del Fuego.

Santiago de Chile sigue siendo un destino de compras, pero –dicen los lugareños- ya no se observa el fervor de años anteriores en el shopping. Los balnearios de Viña del Mar, Concón, Algarrobo, Maitencillo y La Serena recibieron el primer aluvión de argentinos poco antes de Año Nuevo.

Igual, los que fueron de compras encontraron precios muy convenientes, pero no como en años anteriores, porque la moneda chilena está fortalecida. El dólar en enero de 2017 promedió los 660 pesos chilenos y ahora está en 610 pesos chilenos. Los centros comerciales tienen por lo mismo descuentos más grandes y los outlets también sumaron liquidaciones.

Por la visita del Papa Francisco, que incluye las ciudades de Iquique, Santiago y Temuco, las proyecciones apuntan a un 17% más de turistas argentinos en esos lugares; en el caso de Perú, 30% más se esperan en Lima, Puerto Maldonado y Trujillo.



Dejar respuesta