Quejas radicales por corte de agua

El periodista caminaba por las calles céntricas, cuando divisó en un bar a su informante, el dirigente radical.



El periodista caminaba por las calles céntricas, cuando divisó en un bar a su informante, el dirigente radical.

Periodista: Qué bien lo veo, estimado, pasando el calor con un jugo tropical.

Dirigente Radical: ¡No se me haga el gracioso! Bastante tengo que cuidar el agua en casa, encima usted me hace chistes por mi jugo.

P.: Lo noto de mal humor.

D.R.: ¿Qué quiere? Con estos cortes de servicio, la verdad es que me enojan. No ha llovido una cantidad dramática como para que la planta de Los Molinos tenga que cerrarse.

P.: Y, un poco de razón tiene.

D.R.: El que tiene razón es mi correligionario Miguel Nicolás, escuche lo que publicó en su cuenta de Twitter: “Otra vez, la muestra gratis de la improvisación e irresponsabilidad. Con una lluvia que no llegó ni a moderada ya aparece la falta de suministro para media ciudad”.

P.: Al menos, se nota que usted no es el único radical de mal humor por el corte de agua.

D.R.: Ni el único radical, ni el único vecino, se lo aseguro.



Dejar respuesta