Acá vienen de nuevo

A diez años del filme “Mamma Mia!”, que produjo el milagro de agradarle a la crítica y al gran público por igual, se anunció la segunda parte, cuyo estreno está anunciado para 2018 bajo el título de “Mamma Mia! Here We Go Again”, siempre montado sobre las canciones de ABBA.

Por J.C. Maraddón
jcmaraddon@diarioalfil.com.ar

La eclosión del cuarteto sueco ABBA en los años setenta es un fenómeno que no tiene precedentes ni consecuentes en la música pop. Tras la ingenuidad de sus canciones iniciales, Los Beatles, por ejemplo, evolucionaron hacia una complejidad sonora que no les restó suceso, pero que les deparó un prestigio universal. En ABBA, ese avance hacia lo desconocido nunca ocurrió: siempre se mantuvieron fieles a ese formato simple y entrador que los llevó a ser números uno en todo el planeta y que promovió a su repertorio como una sucesión de clásicos capaces de conquistar el corazón de todas las generaciones.
Y si algo faltaba para corroborar esa etiqueta, a finales de la década del noventa se estrenó en Londres el musical “Mamma Mia!”, basado en los grandes hits de estas dos parejas oriundas de Estocolmo. Cuando en 2001 el espectáculo se instaló en Broadway, la taquilla explotó y, si bien es indudable el atractivo de la historia de la joven que vive en una isla del mar Egeo y que para su boda tendrá la posibilidad de conocer quién es su padre, en realidad lo que terminó de convencer a miles de espectadores de que debían asistir a la función fue, qué duda cabe, la banda sonora.
En 2008, cuando la comedia musical había colgado el cartel de “sold out” en las principales capitales del planeta, el paso siguiente era rodar una película. Un casting encabezado por Meryl Streep y otras grandes figuras de Hollywood protagonizó este filme en el que los paisajes y las encantadoras actuaciones dotaron al argumento de una simpatía que se apropia del largometraje y lo convierte en energía vital. La traslación del escenario a la pantalla grande fue oportuna y armoniosa, por lo que el título se ubicó entre los favoritos de ese género que agrupa a las películas “para ver en familia”.
Sin embargo, siguió siendo la música el motor que echaba andar la acción (en este caso, los fotogramas), gracias al combustible de esos temas entrañables que nadie puede dejar de recordar, tenga la edad que tenga, porque los discos de ABBA se transmiten por herencia familiar. Prolijamente interpretadas y con una adecuada sincronización en el devenir del relato, esas canciones compuestas en Suecia mucho tiempo atrás, parecen hechas a medida para ser cantadas en una playa paradisíaca en el marco de los preparativos de una boda que está a punto de ser celebrada.
A diez años de aquel hallazgo cinematográfico, que produjo el milagro de agradarle a la crítica y al gran público por igual, a fines de 2017 se dio a conocer el tráiler de lo que será la segunda parte, cuyo estreno está anunciado para el próximo verano boreal bajo el título de “Mamma Mia! Here We Go Again” (Mamma Mia! Acá vamos de nuevo). Recuperando gran parte del elenco que fue convocado para la original, el filme nos pone al día sobre lo ocurrido a lo largo de esta década y promete algunos flashbacks que nos ayudarán a entender el presente mostrándonos retazos del pasado.
Pero por supuesto, más allá de las nostalgia que provoca en la gente recordar aquel estreno de 2008 (y, de paso, rememorar cómo era nuestra vida una década atrás), lo que está garantizado es que se repetirá la fórmula del éxito del musical que originó todo y de la realización cinematográfica que lo adaptó. Es decir, la música de ABBA, que sigue siendo tan fresca y burbujeante como siempre. Tal vez, porque nunca tuvo pretensiones que fueran más allá de divertir y entretener, un objetivo que muchos comparten al momento de escuchar una canción… o de ir al cine.



Dejar respuesta