Giordano insistió en que la deuda de Córdoba es «manejable”

Al 31 de diciembre era de US$2604 millones; el 75% se usó para financiar obra pública. Equivale a menos de tres veces el ahorro.

Por Gabriela Origlia

giordanoEl 2017 cerró con un ahorro de US$1249 millones para la Provincia (diferencia entre ingresos y gastos corrientes netos de coparticipación). Esa fue la clave para que Finanzas lo describiera como “un gran año” y para invertir US$1615 millones (tres veces el promedio histórico). El 38% de ese monto se cubrió con deuda y la Nación aportó unos US$50 millones (adeuda US$136 millones de lo efectivamente comprometido).
La explicación de esa calificación se basa en la mejora en la recaudación (tanto ingresos propios como transferencias nacionales), el control del gasto corriente  y la posibilidad de encarar planes de inversión sostenido no sólo por el ahorro sino también por la deuda.
Al 31 de diciembre el stock de deuda de Córdoba es de US$2604 millones, lo que marca un crecimiento neto de US$800 millones interanual; el 75% se usó para financiar obra pública y el resto para colocaciones financieras que suman US$676 millones (214% más que un año atrás).
El ministro de Finanzas Osvaldo Giordano insistió en que con menos de tres años de ahorro se cubre toda la deuda cuya duración promedio es de 6,2 años. “Previsionando la mitad del ahorro se afrontan los vencimientos en tiempo y forma”.
Sobre las posibles colocaciones este año, el Ministro indicó que es crucial que se resuelva si la Nación girará al día lo correspondiente a obras.
Los recursos propios representan el 43% del total y su evolución interanual fue de 35,9% cinco puntos porcentuales más que el crecimiento de los nacionales. Giordano señaló que la mejora se logró por mejoras en la gestión tributaria y no por incremento de la presión tributaria.
La mayor eficiencia -a su entender- se alcanzó por nuevos y mejores servicios (facilitar el pago) en la web, cuyo uso en un año se incrementó 37% a la vez que creció la utilización de medios electrónicos de pago, en 2017 en el caso de los impuestos patrimoniales representaron el 45% del total frente al 17% de 2016. También aumentó la cancelación con cuota única: 56% del total de las cuentas regularizadas.
En materia de gestión de juicios, se profundizó el priorizar a los contribuyentes de mayor capacidad de pago y se modificaron los incentivos a los procuradores (hay controles y metas y asignación de causas en función a resultados), así sobre el total de recaudación el 97% de los pagos fueron voluntarios.
La Provincia instrumentó además el “padrón de riesgo fiscal” que apunta a identificar a sujetos con conductas fiscalmente riesgosas lo que implica un agravamiento de la alícuota que se le aplica. Quien regulariza la situación queda excluído.
En el caso de la inspección de control en Ingresos Brutos, en 2017 se hicieron unas 25 mil visitas en dos tercios se detectaron irregularidades; por fiscalizaciones electrónicas se analizaron 17.700 contribuyentes (6% del total) el 60% de los que respondieron regularizaron. Para Giordano este segmento es “el futuro” y es el más que se intensificará. Se hicieron 726 auditorías a medianas y grandes empresas (0,5% del padrón), enfatizando en el cierre de casos.
Respecto de los gastos corrientes, dos tercios está vinculado a recursos humanos y el 49,5% es coparticipación a municipios. Salvo ese ítem, el crecimiento fue menor a la inflación estimada en 26,1% para 2017 en Córdoba.
Con 38 empleados públicos cada 1000 habitantes, Córdoba está por debajo de la media nacional que es de 76; el año pasado la administración registró 129.159 personas con relación laboral, con una baja respecto a 2016 de 3%.
Giordano señaló como una preocupación para este año los US$136 millones que la Nación adeuda de transferir para obras viales; se trata de acuerdos firmados con el compromiso de hacer los giros contra certificación de los trabajos. “Es una deuda que vamos a cobrar, pero este será un año muy exigente y no es lo mismo que los recursos lleguen o no”, apuntó.



Dejar respuesta