Dardos para el democristiano

Dentro de la dirigencia del peronismo cordobés aún sigue haciendo ruido el acompañamiento del bloque Córdoba Federal a la reforma previsional. Ese, fue el tema de conversación entre el periodista y el dirigente capitalino en un café ayer por la tarde.
Dirigente: La conducción de Unión por Córdoba insiste con que no somos los peronistas los que tenemos que salir a explicar esa ley porque fue impulsada por el macrismo. El costo, lo deben pagar ellos.
Periodista: Aún así, no fue gratuito para ustedes…
D.: No, para nada. Al contrario, todavía se sienten los coletazos internos. Los dardos cayeron principalmente sobre los tres peronistas, Martín Llaryora, Alejandra Vigo y Paulo Cassinerio, pero también hubo quienes no se olvidaron del demócrata cristiano, Juan Brügge.
P.: Delasotista el hombre.
D.: En teoría, porque ahora responde políticamente al gobernador Juan Schiaretti. Muchos le recordaron que, unos meses antes de la votación, tanto el Papa Francisco como la curia argentina adoptaron una expresa posición en defensa de los adultos mayores. Por eso, siendo un democristiano, partido basado en la doctrina social católica, no se entiende la posición que tomó.
P.: Bueno, estamos hablando de política no de una carrera clerical ¿no?. El hombre acomodó el cuerpo.
D.: Seguramente. Y eso explica también cómo pasó de estar sentado junto a Sergio Massa a estar más cerca en las últimas sesiones del legislador PRO, Luciano Laspina.



Dejar respuesta