Provincias: tanto el gasto como los ingresos crecieron por encima de la inflación en 2017

También subieron los giros nacionales. El año pasado ningún gobernador hubiera cumplido con el pacto fiscal si hubiera estado vigente.

Las provincias terminaron el 2017 con subas reales del 10% (le ganaron a la inflación) tanto de recursos propios como de los gastos. El año pasado el total de transferencias desde la administración central creció el 34% interanual. Los datos corresponden a un estudio de los economistas Marcelo Capello y Lucía Iglesias del Ieral en base a las webs de 15 provincias y del Ministerio de Hacienda.
En 2017 los ingresos tributarios provinciales –salvo Neuquén- le ganaron a la inflación; crecieron en promedio el 36%. Además de la recuperación de la actividad, incidieron subas en la presión tributaria legal, un camino que hay que desandarse con el pacto fiscal. Neuquén, en cambio, tuvo una baja de 1,7% interanual.
Ingresos Brutos, representa en promedio el 72% de los recursos propios provinciales; Sellos, 10%; Inmobiliario, 8% y Automotor, 7%. Salvo en Inmobiliario, en el resto la recaudación superó la inflación (la excepción fue Neuquén, que redujo la recaudación de Ingresos Brutos en 2,5% interanual real, para el acumulado enero-noviembre).
En el Inmobiliario hay más heterogeneidad: cuatro de 15 provincias evidenciaron reducciones de la recaudación en términos reales, y en el otro extremo, mostraron subas reales superior al 20% anual Formosa, Río Negro y Buenos Aires). Sellos tuvo las mayores alzas nominales; en Formosa y Entre Ríos, por caso, duplicó la recaudación de un año atrás.
Respecto de las transferencias nacionales, tanto las automáticas (coparticipación, leyes especiales y fondo sojero) como las discrecionales crecieron el 34% interanual para los 23 distritos, lo que implica un alza del 8,1% en términos reales.
En el análisis desagregado, la coparticipación mejoró el 9,2% real interananual; los recursos girados por leyes especiales el 3,3% y, en cambio, bajaron 7,5% los recursos del fondo sojero. El aumento de los envíos discrecionales fue del 16,1% real respecto al 2016.
Es decir que las provincias contaron con más ingresos tanto por la mejora real del 10% promedio en la recaudación propia como por el alza del 7% promedio en las transferencias automáticas totales de origen nacional.
El gasto promedio de las provincias analizadas por el Ieral subió una media del 10%. Las erogaciones corrientes, que representan más del 80% de las totales, tuvieron un aumento nominal promedio del 33%.
La evolución del gasto de capital mostró un alza del 90% en términos nominales (53% interanual real), con una gran disparidad entre provincias: la de mayor aumento fue Jujuy (349% según datos sólo del primer trimestre), seguida por Córdoba (155%), CABA (121%), Salta (116%) y Santa Fe (103%). En la otra punta, con reducciones en términos reales, figuran La Rioja (+2%), Formosa (+3%) y Tucumán (+21%).
Si la nueva Ley de Responsabilidad Fiscal hubiese estado vigente en 2017: ¿la hubiesen cumplido las provincias? No. La norma establece una regla clara para el gasto público provincial, diferenciando a las provincias de acuerdo a su desempeño en el ejercicio fiscal del año previo. De esta manera, aquellas que sean superavitarias en el ejercicio anterior deberán mantener el gasto corriente primario neto constante en términos reales.
Por gasto corriente primario neto se entiende: el gasto corriente total neto de intereses y gastos financieros, y de coparticipación a comunas y municipios (además, deben descontarse las erogaciones corrientes financiadas con aportes no automáticos transferidos por el gobierno nacional que tengan asignación a una erogación específica). Si hubo un resultado negativo en sus cuentas públicas también deberá hacer lo mismo con el gasto en capital.
Para responder a la pregunta inicial, se parte de los resultados obtenidos por las provincias en el ejercicio anual 2016. En base al resultado primario, 9 de 24 provincias fueron superavitarias (8 de 24, considerando el resultado financiero), por lo que el gasto total primario (neto) de las 15 provincias restantes debería aumentar a una tasa nominal no superior a la inflación.
Entre las analizadas Córdoba, Formosa y La Rioja obtuvieron resultados primarios positivos en el 2016, y les hubiera correspondido cumplir la regla menos restrictiva en 2017. Ninguna lo hubiera podido hacer. El aumento promedio de este concepto fue del 8% interanual real, que si bien es inferior al aumento de los ingresos provinciales, era suficiente
Del resto, todas hubieran incumplido lo fijado respecto al gasto corriente primario neto – salvo la provincia de Jujuy que, en el primer trimestre 2017, lo redujo un 1% en términos reales – y, mucho menos, con la regla que aplica sobre el gasto en capital – Jujuy se aleja de la regla en este caso, y sólo Tucumán la cumpliría.



Dejar respuesta