El optimismo de la margarita

El optimismo es un recurso esencial para hacer política. Así lo demostró en los últimos días la dirigente del GEN cordobés, Doris Mansilla, al ser entrevistada por un sitio web de mujeres margaritas. La seguidora de Stolbizer en la provincia es actualmente delegada a la Junta Nacional del GEN y vicepresidente de la Asamblea Provincial del partido. Un dirigente radical que todavía cuestiona a los correligionarios que en los malos tiempos del partido se fueron hacia otros rumbos (en este caso, inicialmente el juecismo) le contó al periodista que había leído la entrevista.
Dirigente radical: El GEN en Córdoba quedó deshecho tras las últimas elecciones. Recuerde que ni siquiera lograron el 1,5 por ciento de piso para competir en las generales de octubre. Quedaron a la misma altura que PAIS, el Partido Humanista y Somos.
Periodista: Es cierto. No llegaron a los 25 mil votos…
D.R.: Sin embargo, una de las dirigentes más importantes de ese partido, Doris Mansilla, no pierde las ganas.
P.: ¿Es una ironía?
D.R.: No. Lo digo en serio. Escuche que le voy a leer lo que dijo en una entrevista a mujeresdelgen.org.
P.: Adelante; tomo nota.
D.R.: Dijo: “El GEN Córdoba es un partido en pleno crecimiento, con mayor conocimiento a través de los medios por la activa presencia de Margarita con su constante compromiso en contra de la corrupción. Creo que nuestra principal fortaleza es la coherencia entre las ideas progresistas y el accionar militante que practicamos cotidianamente. Sinceramente creo que nuestra mayor debilidad es la falta de recursos económicos y de desarrollo territorial”.
P.: ¿Un partido en pleno crecimiento? ¿Oí bien?



1 Comentario

Dejar respuesta