Otro tablero en Racing con el ascenso

Aires de optimismo en Nueva Italia con la llegada al Federal A. mientras la Intervención Judicial prepara el terreno para la sucesión, el ambiente de las elecciones toma forma. Con una deuda post concursal fuerte, el desafío sigue en pie pero ya con un escenario más favorable en lo deportivo.

Por Federico Jelic

RacingAsí fue la historia de Racing de Nueva Italia en el Federal B en un 2017 un poco turbulento pero con luz al final del túnel. Un ascenso entre medio de una realidad encauzada entre el orden institucional y deportivo. Mientras avanza en su Concurso Preventivo, abonando sus obligaciones a la Justicia, consiguió debajo del arbolito navideño el regalo tan deseado: el ascenso al Federal A
Con un DT que también reparte horas en el Registro Civil como jefe de Archivo, el método de Francisco Silva fue elegido casi un último recurso o plan B pero que terminó tapando la boca de todos los escépticos.  La intervención judicial a cargo del contador Gustavo Rubín levanta la copa en alto para el brindis mientras agradece al cielo, y también al arquero Leonardo “Calidad” Rodríguez, quien atajó dos penales claves en la final en Salta. Si no, el panorama hubiera sido otro. Aunque parezca raro, un penal puede cambiar todo el rumbo en un proyecto deportivo, por más que las cuentas financieras sean impecables.
Ya es otro escenario. Cambió el tablero y por eso ya hay más aspirantes a la conducción del club, cuando en marzo la intervención tenga que dar un paso al costado. ¿Se vienen elecciones? Un ascenso que trae democracia por Nueva Italia, pero sin ambiente de unidad hasta el momento.

Categoría semi profesional
Lo peor de disputar el Federal A o B, son los pocos generosos calendarios. Cuatro meses de disputa con suerte para combatir después casi ocho meses de inactividad sin ingresos. Una locura despiadada. Y con relación a esa naturaleza que AFA aun no logró resolver, no tendrá muchas modificaciones en Racing, porque recién volverán a vivir acción una vez finalizado el mundial de Rusia 2018.
Y si se quedaba en el oscuro y espeso laberinto del Federal B, la situación era la misma. Pero de todas maneras, el panorama es otro: El argentino A es una divisional semi profesional y por ende los ingresos serán superiores en todo sentido. También es cierto que crecen los gastos, vale decirlo, pero el piso de negociación con cualquier contrato público o privado se hace valer mucho más que en la cuarta categoría del fútbol argentino. Eso es lo positivo.
Vale aclarar que en marzo, cuando asuman las nuevas autoridades sea por comicios o por unidad de socios, habrá que afrontar las primeras obligaciones del Concurso Preventivo. Es cierto que hasta el momento el club albiceleste viene cumpliendo con las pautas propuestas desde la Justicia, aunque igual debe mantener el ritmo  y la cancelación de cuotas firmas para un pasivo que se congeló en 8 o 9 millones de pesos en 2015.
Pero la parte seria y que más responsabilidad conlleva es la post-concursal. Los más pesimistas hablan de 14 millones de pesos. A pesar de que hay acuerdos de palabra y voluntad de pago-cobro por todas las partes involucradas, hay que prever también que algunos acreedores con privilegio no están muy flexibles para negociar. Negligencias de la dirigencia del ex presidente Fabián Novack y del primer interventor Félix Quiróz, que no defendieron legalmente a tiempo los créditos en Tribunales y ahora se pagan dichas consecuencias.

Pagando el pasivo
En esta semana, la Intervención Judicial abonará una suma de 300 mil pesos en el marco de la segunda cuota de la convocatoria de acreedores. Incluso en montos es menor a la saldada en 2016, que alcanzó casi los 350 mil pesos. Quedan 10 años más del proceso judicial y si las cifras   no se incrementan demasiado con los intereses fijados, la deuda es más que manejable.
El dolor de cabeza es la parte post concursal. Por ejemplo, al ex DT e ídolo del club Atilio Oyola le salió sentencia firme por 1.200.000 de pesos (tenía contrato por tres años y Novack lo despidió a los cuatro meses). Los juicios del ex entrenador de inferiores Carlos Moyano y auxiliar Maldonado son superiores al millón de pesos. Del plantel que descendió en 2013, cada integrante reclama no menos de 100 mil pesos. A Cámara, preparador físico histórico, le adeudan poco menos de medio millón de la misma moneda y ya tiene sentencia firme.  Y así  mucho más. La lista es larga. Y por eso, quienes sean gobierno en 2018 tendrán que estar al tanto en función de ir apagando incendios apenas asuman.
Entonces, en ese contexto, la propia Intervención Judicial, a cargo de Rubín padre e hijo junto al abogado Juan Carlos Cardo, le solicitaron explícitamente la juez a cargo de la causa concursal, Carlos Tale, continuar durante la transición para evitar desfasajes en los números.



Listas en danza
En cuanto a los candidatos para ocupar el trono en Nueva Italia, no hay grandes novedades. Por un lado figura Néstor Romero, dirigente en los albores de los ’80, con el beneplácito del socio notable histórico Domingo Martínez (se mantiene irreductible en su postura de no figurar ni aparecer), acompañado de varios ex directivos de la época del ex mandatario Antonio Ruiz, como Gustavo Cermak, Ricardo Aguiar, entre otros.
En el otro flanco aparece Manuel Pérez, ex titular de la entidad a inicios del nuevo milenio. Fue el primero en levantar la mano para solicitar constituirse en gobierno y promulgó la necesidad de unidad desde la génesis de esta nueva etapa. Su grupo está compuesto por Tomás Pocchettino, David Peralta, Cristian Rezzónico (hermano del capitán del equipo, Juan Pablo) entre otros.
Pero la unidad no parece ser una de las alternativas más potables por parte del grupo de Romero. En las reuniones conciliadoras (hay diferencias entre Pérez y Domingo, cabeza no visible del otro proyecto) hubo armonía pero Romero insistió con poner presidencia  y las dos vicepresidencias, mientras que Pérez en primer término manifestó no negociar el lugar en la cúspide de la lista. Así, de esa forma, la unidad está cada vez más lejos.
Pero sin dudas que el ascenso trajo paz y tranquilidad por Nueva Italia. Hubo tregua durante la final ante Central Norte y en el cumpleaños de la institución (festejó el aniversario 93 de vida el pasado 14 de diciembre) y mientras siguen las celebraciones, se bajó la intensidad del fuego cruzado. Ahora se requiere un acto de madurez institucional para salir del pozo de una vez en una entidad golpeada de más en los últimos años.
¿Habrá unidad? ¿Se determinarán por elecciones las nuevas autoridades? ¿Hay un plan para negociar el primer embate de las deudas post-concursales? ¿Ya se está armando un plantel competitivo para después del mundial, en pos del objetivo en el Federal A? Mientras tanto, para no estar parados, muchos jugadores de Racing serán cedidos en este tramo inicial del año a clubes de las ligas del Interior y del Federal C. Erogaciones que la entidad de Nueva Italia podrá eludir, sin actividad, hasta que retornen de sus préstamos a mitad de año. Increíble: ascendieron del Federal B al A pero jugarán cuatro meses en el Federal C para subsistir. Otra realidad que pinta en cuerpo entero a las categorías amateurs del Concejo Federal de AFA y donde Racing buscará acomodarse, soñando con dar el salto de calidad que sus pergaminos exigen dentro de su historia. Pero ya ubicado en la tercera categoría del fútbol argentino, la realidad es diferente, el tablero es favorable y es cuestión de astucia dirigencial para saber aprovecharlo.



Dejar respuesta