Sanción electoral indirecta a Tavella en Daspu

En las elecciones de delegados entre los trabajadores de Daspu, la lista afín al actual presidente cayó derrotada. Es una primera señal del comportamiento electoral en los claustros que deben renovar su representación en el Consejo Directivo en 2018.

Por Felipe Osman

El presidente de la obra social universitaria ingresa a la recta final de su tercer mandato en una situación delicada: con un déficit de 40 millones de pesos y con nula o escasa ascendencia sobre los integrantes del Consejo Directivo. Y si bien esta falta de apoyo ha sido casi una constante a lo largo de toda su gestión, prima pensar que resultará más difícil superar la adversidad en tales condiciones.
El rojo en las cuentas de Daspu surge del ejercicio económico 2016-2017 que, a pesar de haber cerrado en junio, fue dado a conocer al Consejo Directivo recién en noviembre, y llegó a tomar estado público a través de un informe elaborado por vocales del cuerpo y difundido por las redes sociales.
Los autores del estudio (Sandra Mutual y Daniel Palombini, vocales titular y suplente pertenecientes a Adiuc), reprochan a Tavella no haber puesto en conocimiento del Consejo esta situación deficitaria con mayor antelación, y señalan que, de haberlo hecho, el cuerpo colegiado pudo haber tomado las medidas conducentes para revertir –o al menos mitigar- el desfasaje en las cuentas Daspu.

Elecciones
Otra mala noticia llega para Tavella, aunque esta vez, desde las urnas. La semana pasada tuvieron lugar las elecciones de delegados empleados de Daspu ante el cuerpo de delegados de la Gremial San Martín, y la lista afín al presidente, encabezada por Claudio Guallanes, cayó por 85 votos contra 117 obtenidos por la facción vencedora, cuya lista encabezó Daniel Cisterna. Los cargos electos fueron, en total, cuatro delegados titulares y cuatro suplentes.
El resultado de estos comicios puede interpretarse como un castigo indirecto a Tavella pero, más aún, como indicador de un comportamiento electoral en vísperas de 2018, año en el que debe renovarse el Consejo Directivo de Daspu.

Composición
Dada la complejidad en la conformación de este órgano colegiado, recordamos que el mismo se integra por nueve vocales, aunque sólo siete de ellos son elegidos en comicios: tres bancas por el claustro docente, tres para el claustro no docente y una por los jubilados y pensionados. Los otros dos vocales son designados por el Rector. Presumiblemente un docente y un no docente, que serían nombrados previa negociación con los sindicatos.



Dejar respuesta