Nación congela subsidios; boleto, urgencia de Mestre en ‘18

El Ministerio de Transporte de la Nación anunció un marcado aumento de la tarifa del transporte público en Buenos Aires. La contracción de las partidas no reintegrables también llegará a Córdoba. No serán reajustadas por inflación.



El gobierno de Mauricio Macri tomó una decisión que otros, en su lugar, esquivaron. Impopular, pero necesaria. Los usuarios del transporte público del área metropolitana de Buenos Aires experimentarán un incremento progresivo del precio del pasaje. Los principales medios nacionales dejaron entrever que será en las primeras semanas del nuevo año y las versiones coinciden con que el incremento será marcado.
En los abordajes periodísticos queda reflejado lo que intendentes y usuarios del interior vienen cuestionando. Los porteños pagan menos de la mitad que un cordobés, incluso recorriendo distancias superiores. El diario La Nación explicó el desfasaje con un ejemplo práctico: cada vez que un pasajero acerca su tarjeta SUBE a la lectora de un colectivo y paga seis pesos por el boleto mínimo, el Estado le debe a la empresa 11,20 pesos.
Eliminar las compensaciones exigiría al Ministerio de Transporte de la Nación elevar una minuta de costos que triplique la tarifa. No sucederá, aunque es evidente la voluntad de corregir el desfasaje mediante la retirada de los subsidios al sistema, que surgieron como medida de excepción tras la crisis de 2001.
La idea inicial de aplicar un aumento gradual de 50 centavos desde enero para alcanzar los $13 en diciembre de 2018 fue rápidamente desmentida esta mañana. La contraoferta que trascendió indica que el aumento sería desdoblado en dos tramos, recién en febrero.
En Córdoba, la señal causó una entendible preocupación. La Nación avanza hacia la retracción de los subsidios y su consecuente acercamiento al precio real del boleto en la urbe más beneficiada por fondos no reintegrables. Pero lo cierto es que esa máxima se traduce en una estrategia similar de recorte para el interior.
Fuentes de la Secretaria de Servicios de la Municipalidad de Córdoba anticiparon a Alfil que las partidas para 2018 serían las mimas de 2017. El recorte se produce al esquivar la reactualización por inflación, como pedían los jefes comunales y empresarios nucleados en Fetap. La expectativa sobre el control de las variaciones de precios no es optimista.
En concreto, consultoras privadas proyectan para el próximo año un 15,5%, lejos de la pauta fijada por el Presupuesto 2018 y también del techo de 12% que fijó el Banco Central. El precio del dólar, moneda en la que se adquieren unidades o repuestos para la flota de cada empresa, alcanzaría los 20 pesos, según los mismos analistas financieros.
En 2017, las transportistas cordobesas recibieron de la Secretaría de Transporte de la Nación un promedio mensual de seis millones de pesos en el caso de Coniferal y Autobuses Córdoba, respectivamente; y 10 millones para Ersa.
Como las partidas se presentaban insuficientes conforme a los cálculos de costos de Fetap y el área de Servicios de la Municipalidad, las arcas del Palacio 6 de Julio cubrieron con el desfasaje para sostener el incremento anual de la tarifa, conforme a la estrategia del intendente Ramón Mestre en el rubro.
Las alternativas para dominar la pauta son escasas: trasladar la presión de los costos por la prestación del servicio al bolsillo de los pasajeros, o bien, redirigir los aportes que realizan los contribuyentes para equilibrar la rentabilidad empresarial. De todas formas, continuarán las gestiones de funcionarios mestristas para persuadir al ministro Guillermo Dietrich.

Baja de Ingresos Públicos
El gobernador Juan Schiaretti anunció ayer la rebaja en las alícuotas de Ingresos Brutos para algunos sectores, entre ellos del transporte. Desde la Municipalidad, prefirieron no realizar declaraciones y se excusaron con la necesidad de “analizar a fondo” el alcance del anuncio. En cambio, empresarios del transporte urbano fueron más enfáticos. Aseguran que la condonación no cambia el escenario de presión fiscal.
El mandatario peronista informó que regirá una rebaja en el rubro de 4,21 % a 2,99% sobre valor del boleto.



1 Comentario

  1. Es hora de AJUSTAR las LICITACIONES POR LAS CONCESIONES a esta REALIDAD sin SUBSIDIOS. Por otra parte el Municipio junto con la Nación debe reflotar el fracasado proyecto del ferrourbano, tanto en el Sur como en el norte y Este de la ciudad. La competencia es “buena” y servirá para que los empresarios bajen sus pretensiones de rentabilidad fàcil y los usuarios tengan alternativas mas economicas y ágiles.

Dejar respuesta