Nuevo punto de tensión en la interna PRO: Comupro

El lunes próximo se definirá al próximo presidente de la liga de intendentes macristas y juecistas. El titular del Ejecutivo de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, espera un guiño de Buenos Aires, mientras que desde el sector que impulsan a Oscar Tamis (Oliva) dicen que cuenta con los votos.

Por Yanina Passero
[email protected]

Hasta ahora el jefe de gabinete de la Nación, Marcos Peña, no intervendrá. Confía en la capacidad de diálogo de los miembros de su equipo, en este caso, del brazo territorial de Cambiemos. Los intendentes macristas y juecistas, unidos en la Comunidad de Municipios de la Provincia de Córdoba (Comupro), decidirán el 4 de diciembre quién será el sucesor del diputado electo, Gabriel Frizza.
Los observadores del mejor discípulo del asesor Jaime Durán Barba esperan que triunfe la concordia, que la treintena de miembros que tiene la liga de jefes comunales resuelvan el relevo sin sangre.
Sería insólito si eso ocurriese. La Comupro se gestó con el objetivo de ser un contrapeso del Foro de Intendentes Radicales, timoneado por el responsable del Palacio 6 de Julio, Ramón Mestre. En otros términos, nació para marcar diferencias y jerarquizar a sus miembros, aunque en la práctica se reduce a la escolta de la liga de correligionarios. Los autores de la marca Cambiemos, con despacho en Buenos Aires, insisten con la necesidad de fusionar los dos espacios. Los macristas acatan y tienden puentes con sus pares radicales, los díscolos que responden a Oscar Aguad y Mario Negri.
Mientras los espacios no se cohesionen, los integrantes de Comupro se aferran a la vidriera política de la liga. Conservan su interés en ella, reflejo de la reñida discusión que mantienen para definir al sucesor de quien en pocos días será ex intendente de Jesús María.
El titular del Poder Ejecutivo de Marcos Juárez, Pedro Dellarossa, anticipó sus pretensiones con tiempo suficiente para que sus conmilitones no pusieran en duda su vocación de convertirse en el nuevo mánager de la Comupro. Inició su campaña.
Al poco tiempo, su actual presidente impugnó al postulante.
Los argumentos más escuchados referían a la agenda apretada que tendría el primer dirigente que ganó una elección bajo el paraguas de la alianza macrista-radical, en 2014. Dellarossa debería dedicarse a fidelizar a sus vecinos para lograr un segundo mandato en septiembre de 2018. La campaña comenzaría el primer mes de año, con un fuerte respaldo económico de la Nación para obras. ¿Podría atender con exclusividad las demandas de sus pares de la liga?
Siguieron los argumentos en contra: la Comupro debería reinstalarse como un espacio opositor a la gestión provincial de Juan Schiaretti. De perfil conciliador y tranquilo, al parecer, Dellarossa no aportaba garantías para sacar la mayor tajada en contrapuntos, por ejemplo, por la coparticipación. La distancia geográfica fue otra de las razones esgrimidas, de la más desopilantes, por cierto.
Naturalmente, si se expone una batería de objeciones es porque detrás asoma un candidato que remedia las presuntas carencias de quien asomaba como el titular natural de la Comupro. Frizza promueve al ahora macrista Oscar Tamis, de Oliva.
La noche del martes, Dellarossa y Tamis debían resolver quién se quedaba con el sillón principal de la organización. El marcosjuarense faltó a la cita. Consultado por este medio, no dramatizó su ausencia. “No hay apuro para tomar decisiones”, sintetizó. Tensa la cuerda porque sabe que cuenta con el beneplácito porteño en esta cruzada.
La Comupro le permitirá a Dellarossa mostrarse en un año clave: los comicios de Marcos Juárez, “donde comenzó el cambio”, el eslogan escrito por Macri. ¿Quién privaría de esa vitrina al dirigente donde se ubicarán todas las miradas en la única elección de 2018? Hasta ahora, serían sus compañeros.
Desde la tribuna de Tamis no creen que Peña intervenga, pero no lo descantan si no hay soluciones pacíficas. Entienden que el hijo del histórico intendente de la perla productiva cordobesa quedará dañada si se somete a una votación. Afirman que su candidato será el sucesor de Frizza, mientras dependa de ellos.



Dejar respuesta