Con paro, UEPC inaugura temporada cordobesa anti reformas

El paro definido para hoy por el congreso extraordinario de Cterase enmarca en la oposición del ala kirchnerista del gremialismo contra las reformas propuestas por el Ejecutivo nacional.



La jornada de hoy marcará el inicio de la batalla que gremios de todo el país pretenden librar en las calles contra las reformas impositiva, laboral y previsional que impulsa el Ejecutivo nacional, con la venia de casi todas las Gobernaciones provinciales.
Además de una movilización hacia el Congreso nacional de gremios y organizaciones sociales, la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera) decidió ayer en su congreso extraordinario decretar un paro de actividades de 24 horas de duración para hoy, con la adhesión de todas sus filiales provinciales.
En términos locales, la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) decidió acatar de manera inmediata lo decidido por Ctera, por lo que el funcionamiento de las escuelas cordobesas se verá resentido a lo largo de hoy.
La súbita adhesión de UEPC respondería al interés del gremialismo K vernáculo por comenzar a levantar la temperatura de la “resistencia” contra las reformas de Cambiemos. El paro intentará ser la primera pieza de un dominó al que se vayan sumando, en jornadas futuras, otras organizaciones gremiales de la provincia.
Es por ello que UEPC y otros sellos gremiales del mismo espacio, como Adiuc y la CTA Córdoba (íntimamente ligados al diputado electo Pablo Carro), decidieron también poner sus maquinarias al servicio de la participación cordobesa en la marcha que recorrerá las calles porteñas.

Posiciones gremiales
Tras el sólido triunfo de Cambiemos en las urnas, el presidente Macri decidió avanzar con una serie de reformas enfocadas en mejorar la competitividad de las empresas, mediante la reducción de costos impositivos y de contratación y una atenuación de la creciente litigiosidad laboral, que caracterizan a nuestra economía. Además, se postularon modificaciones a la normativa previsional con el fin de superar la situación deficitaria que presenta el sistema jubilatorio y de pensiones.
El primer paso del Gobierno fue abordar a los gobernadores provinciales, un conjunto dominado en buena parte por la liga de mandatarios peronistas. Con excepción del puntano Alberto Rodríguez Saá, el resto decidió convenir las reformas con el Ejecutivo, tras la adecuación de ciertas propuestas a realidades puntuales de cada territorio.
En paralelo, la cartera laboral del Gobierno, con el ministro Jorge Triaca a la cabeza, discutieron los puntos a reformar con el triunvirato que encabeza la CGT, brazo gremial del peronismo. Los triunviros Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña se mostraron inicialmente propensos a acordar.



Dejar respuesta