Cloacas: ahora Schiaretti va por el interior

El gobernador proyecta obras por U$S 104 millones; busca financiamiento en Austria por U$S 60 millones y la diferencia se afrontará con recursos propios.

Por Yanina Soria
[email protected]

Pos elecciones y con un resultado adverso para Unión por Córdoba (UPC), el gobernador Juan Schiaretti repite, cada vez que puede, que la Provincia ejecutará el ambicioso plan de obra pública comprometido.
Incluso, sostiene que así será, aún cuando la Nación no envíe los fondos correspondientes para los distintos trabajos previstos ya para la Capital cordobesa y el interior provincial.
El mandatario se jacta de poder moverse con relativa independencia de lo que haga la administración central por haber conseguido con su gestión un superávit fiscal, “las obras no se frenarán”, dice el mandamás del peronismo cordobés.
Poco antes del turno electoral de octubre -en septiembre concretamente-, en plena campaña, Schiaretti señaló públicamente en un almuerzo de la Bolsa de Comercio que el gobierno de Mauricio Macri le adeudaba a Córdoba unos 5.000 millones de pesos. En ese momento hizo eje sobre el plan de obras públicas de 5676 millones de dólares hasta el 2020 apuntando a las demoras en la llegada de los fondos nacionales.
Mencionó, por ejemplo, que de los 2000 millones de pesos para la autovía a Río Cuarto, Nación giró 895,7 millones de pesos mientras que de los 2000 millones de pesos para la variante Costa Azul y la Circunvalación no llegó nada. Por contrapartida, en esa ocasión indicó que mensualmente la Provincia destinará entre 140 y 150 millones de dólares a infraestructura.
En consonancia con ello, hace pocos días, el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, al presentar el Presupuesto 2018 en la Legislatura anunció que la inversión para obras e infraestructura para el año próximo será de casi 2.300 millones de dólares, una partida “histórica” definió el funcionario. Entre otros trabajos de peso se mencionan el cierre del anillo de Circunvalación en la Capital provincial, los gasoductos troncales, las obras de agua, cloacas y desagües. Vale aclarar que la Provincia solicita a la Legislatura autorización para contraer una deuda por 18.000 millones de pesos que, según Giordano, “equivale a menos de tres años de ahorro”.
En términos políticos, la inversión en obra pública será la principal espada que desenvainará el peronismo cordobés cuando llegue el momento de enfrentar en las urnas a Cambiemos en el `19. Los aliados se proponen destronar a UPC del Centro Cívico mientras que el oficialismo apelará al pergamino de trabajos concretados para reconquistar al electorado cordobés.
Para ello, admiten desde el Panal es clave mantener elevado el ahorro y apelar a una estrategia de “endeudamiento responsable”.
Por eso, este año Schiaretti salió a buscar inversión internacional. Hace unos meses viajó a Estados Unidos y ahora se encuentra en Europa.
Concretamente el gobernador cumple hoy su segunda jornada de visita en Austria, donde junto a funcionarios de su gabinete, busca financiamiento para proyectos de envergadura para el interior cordobés.
En Viena, ayer mantuvo reuniones con directivos de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en busca de fondos para obras de cloacas en Sierras Chicas, la cuenca media y oeste del lago San Roque, Mina Clavero y Cura Brochero.
Ese plan prevé una inversión de 104 millones de dólares, de los cuales la Provincia aspira a conseguir financiamiento por 60 millones de dólares y solventar con recursos propias la diferencia. Según se informó desde el Gobierno, el crédito ofrecido sería a 18 años de plazo, con cuatro años de gracia, a una tasa de interés del 5% anual.
Integran la comitiva cordobesa, el legislador oficialista Carlos Gutiérrez, el ministro de Agua, Ambiente y Servicios Públicos, Fabián López, y su par de Inversión y Financiamiento, Ricardo Sosa.