UTA Nacional desafía a Mestre: reincorporación para todos

Política y fútbol, dos rubros estrechamente conectados. La final del torneo de los choferes de todo el país fue una exposición de ovacionadas gambetas; también de fuertes definiciones por parte del mandamás de la UTA Nacional, Roberto Fernández.
El líder de los colectiveros visitó la provincia en un contexto más relajado: la clausura dominguera de un evento deportivo pensado para lograr la cohesión de sus miembros. Se trata del mismo distrito que prefirió observar desde su despacho en Buenos Aires en el caótico mes de junio, cuando un grupo de delegados (que debutaban en el cargo) paralizaron por nueve jornadas consecutivas el transporte de la ciudad. En aquella oportunidad, si la intervención no bastaba para imponer el orden en el balcanizado gremio de los conductores cordobeses, menos lo hubiera hecho un “picadito” por la unidad. Paradojas.
Como sea, la última fecha del evento deportivo “cayó” en Córdoba y el desembarco asomaba inevitable. Animal político por excelencia no desaprovechó la oportunidad para enviar fuertes mensajes.
El primero tiene que ver con el destino de los choferes despedidos en modo de “compensación” a las penurias que tuvieron que pasar los 800 mil vecinos que utilizan a diario el sistema de transporte público. Un total de 183 empleados de las cuatros firmas que explotan el sistema –Aucor, Ersa, Coniferal y la estatal Tamse- fueron cesanteados con la firme promesa del intendente Ramón Mestre de no someter a una futura negociación la decisión.
Después de las elecciones, la junta normalizadora de UTA, liderada por el dirigente local, Gustavo Gigena, celebró la reincorporación de 100 afiliados. Incluso, la semana pasada el mismo delegado díscolo que llevó contra las cuerdas a los choferes en la huelga de meses atrás, Marcelo Marín, difundió los cronogramas de trabajo de las trolebuseras, quienes ahora prestarán servicio en las líneas 600 y 601.
Mestre no miente cuando dice que él no se movió de su posición, pero lo cierto es que la libertad empresaria terminó indultando una de las acciones sindicales más violentas de la historia del transporte público cordobés. “Los nuevos contratos fueron negociados con miembros de Fetap y Fernández”, fue el comentario explicativo más escuchado por esos días.
En Córdoba, el líder de los choferes reiteró su compromiso con los ex empleados que esperan gestiones mayores para recuperar el puesto. Una postura gremial que es un claro desafío a las intenciones explícitas del titular del Palacio 6 de Julio.
En otro orden, Fernández (sin nombrar a nadie, fiel a su estilo) dedicó unas líneas de su discurso a la interna del sindicato que en Córdoba, como en Salta, tocó fondo. Pidió por el nacimiento de una nueva matriz de dirigente gremiales e instó a las generaciones jóvenes a asumir un rol activo en la defensa del sector.
Entre líneas, puede observase una manifiesta desaprobación a los viejos referentes de UTA, muchos de ellos actores principales en el descalabro de la filial cordobesa. Cabe recordar que fuera de la conducción formal de UTA Córdoba se está gestando una alianza mestiza. La lista la abre el ex secretario general Alfredo Peñaloza y continúa con dirigentes de la destituida conducción de Ricardo Salerno, con Osvaldo Diani, por ejemplo. También, con ex delegados de perfil “combativo” como los Pedro Carvallo y Marcelo Guzmán, entre otros.
El objetivo es comenzar a reorganizarse para un eventual llamado a elecciones internas. Entienden que tras el paso fugaz de los cuerpos de delegados electos a comienzos de año, la experiencia será valorada por las bases. Las nuevas generaciones de dirigentes dilapidaron su oportunidad al avalar una delirante medida de fuerza, razonan.
Al parecer, Fernández cree en la próxima camada y así lo expuso en su paso por la ciudad.



1 Comentario

  1. ¡Je,je! Mientras los de la UTA sigan presionando a Mestre por la reincorporación de los «rebeldes», mas favor le hacen. ¿Se olvidan que la CIUDADANIA CORDOBESA está HARTA DE TANTOS ABUSOS DE PATOTEROS DISFRAZADOS DE SINDICALISTAS? ¡»NI UNOS MENOS»! Debería ser la consigna de los Cordobeses, bastardeados por la UTA, EL SUOEM,LUZ Y FUERZA, SURBAC. ¡BASTAAAA!

Dejar respuesta