Crese amplía plazo fatal: enterrará basura hasta marzo

Piedras Blancas seguirá activo cuatro meses más. Los intendentes de Sierras Chicas avanzan en la consolidación de un ente propio, por fuera de Cormecor. Aún esperan la decisión judicial sobre la viabilidad o no de la nueva planta de tratamiento situada cerca de Villa Parque Santa Ana.

Por Yanina Passero
[email protected]

Los tiempos judiciales no son los mismos que del común de los mortales. En especial, en temas controvertidos como el destino final de los desperdicios que generan los vecinos de una determinada comunidad. O peor aún, de una veintena de ciudades cuya producción de basura por habitante se sitúa en el orden de 1.5 kilogramos por día. Tal es el caso de Córdoba y los municipios del área metropolitana.
Se especulaba con que el fallo judicial llegaría después de las elecciones legislativas nacionales. De esta manera, se evitarían reacciones esperables por la aprobación de la construcción de una planta de tratamiento próxima a la localidad Villa Parque Santa Ana; o bien por su negativa, y con ella el fracaso del plan orquestado por el intendente Ramón Mestre. Recuérdese que Cormecor nació al inicio de su primer gobierno para gestionar la parte más rentable del negocio -el tratamiento de los desperdicios- por los próximos 20 años.
Sólo hay versiones que indicarían que la Cámara en lo Contencioso Administrativa le habría bajado el pulgar a la instalación por no haber tenido en cuentas las objeciones de los habitantes de la zona comprendida entre las rutas provinciales 5 y 36. La misma información manejan intendentes y empresarios, pero nadie documentó, por ahora, el rumor.
Como sea, el suspenso se mantiene. Se acerca el momento de implementar vías alternativas para solucionar un problema ambiental de urgencia, pese a que los socios de Cormecor advirtieron que no existen opciones asequibles para el mediano plazo. Los predios expropiados por el Gobierno de la Provincia serían los adecuados para el emprendimiento, insisten.
En el ámbito de la Municipalidad de Córdoba se aferran a la idea original: Cormecor sería la única alternativa y plan serio para plantear soluciones al problema de la basura. En ese marco, alentarán la cohesión entre sus miembros ampliando el plazo perentorio para en entierro de residuos en el actual vertedero de Piedras Blancas, situado dentro del ejido urbano de la ciudad de Córdoba por decisión del ex intendente Daniel Giacomino.
Noviembre era la fecha límite, según había anunciado el titular de la empresa estatal, Norberto Bergami. Lo cierto es que se correrá el vencimiento hacia el último día de marzo, cuatro meses más en virtud de los trabajos complementarios en el predio. De esta forma, los socios de Cormecor pasarán el verano –y temporada turística- sin sobresaltos por el destino final de los desperdicios.
Menos optimistas que el intendente Mestre, son sus pares de Sierras Chicas. Recientemente, firmaron un acuerdo con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial, un organismo que posee capacidad técnica y experiencia en el tema, para recibir asesoramiento en la elaboración de un plan estratégico de gestión integral de residuos sólidos y en la implementación de programas locales de gestión sustentable con el correspondiente plan de trabajo, cronograma de tareas y presupuesto.
Según explicó Daniel Salibi, intendente de Mendiolaza e integrante del Ente Regional, el INTI puso a disposición de los municipios de Sierras Chicas su oferta para la gestión de los residuos, mediante el desarrollo de tecnologías para su minimización por medio de su valorización en todas las etapas.