Córdoba, lejos del “descanso dominical”

Las iniciativas legislativas no tuvieron eco y un reciente fallo del TSJ sostuvo que los municipios no pueden legislar sobre jornada. En Santa Fe la controversia quedó trabaja en la Corte, pero es inminente que se defina

Mientras en Santa Fe la causa por el denominado “descanso dominical” sigue trabada en la Corte Suprema provincial, el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba se pronunció a favor de un supermercado de la localidad de Arroyito y determinó que los municipios carecen de competencia para regular sobre la jornada de trabajo.
Desde hace más de un año rige en Rosario la polémica ley que obliga a las grandes tiendas a cerrar sus puertas los domingos, una legislación impulsada por el gremio mercantil que se aprobó en diciembre del 2014 a instancias del socialismo, como “marco general”.
La Municipalidad de Rosario adhirió y a partir de julio del 2016 comenzó a aplicar multas.
Como era previsible, la medida generó resistencia y el caso llegó ante la Corte santafesina, que en junio admitió la queja presentada por el gobierno de Miguel Lifschitz y el municipio de Rosario en contra de la sentencia de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de aquella ciudad, que declaró que la manda no es válida.
Coto y Carrefour habían recibido un fallo adverso en primera instancia, pero en diciembre del año pasado la Alzada les otorgó una cautelar que les permitió trabajar con normalidad hasta hace unos meses.
No obstante, como la Corte acogió el recurso promovido por la Provincia y la Municipalidad su giro volvió a paralizarse los domingos.
La definición de la “madre” de las batallas judiciales que se entablaron en la jurisdicción no llegó porque hubo un empate en el Alto Cuerpo, que está integrado por seis magistrados. Así, mientras tres ministros consideraron que es constitucional, sus tres colegas estimaron que no lo es.
Ante ese panorama, en septiembre el tribunal convocó a una aundiencia de conciliación entre sindicatos y supermercadistas, pero fracasó.
Luego, el camarista del fuero Comercia Abraham Vargas fue designado por sorteo para romper la paridad y la decisión sobre el fondo de la controversia es inminente.
Los empresarios aguardan con ansiedad la sentencia. Además de argumentar que la legislación atenta en contra del empleo y que les hace perder clientela, denuncian que como hay fallos disímiles se genera una situación de desigualdad entre aquellos que fueron favorecidos con cautelares y los que no.
De hecho, algunos supermercados ya adelantaron que le reclamarán daños y perjuicios a la municipalidad de Rosario y a la provincia de Santa Fe si finalmente se determina que la ley es inconstitucional.
La crítica central que Coto y Carrefour plantearon ante el Poder Judicial es que la norma avanzó sobre la regulación de la jornada de trabajo.
En su momento, cuando la Cámara rosarina les dio la razón, expresó que el núcleo del asunto, por más que se lo disimulara detrás de la regulación de la apertura y cierre de negocios, es materia de derecho laboral de fondo, lo cual implicaba una clara extralimitación de lo normado en forma uniforme para todo el territorio argentino en las leyes 18.204, 20.744 y 21.397.

Efecto contagio
La entrada en vigencia del “descanso dominical” tuvo efecto contagio y a pocos días de su implementación en Rosario comenzó a debatirse la posibilidad de sancionar una manda similar para Córdoba.
La legisladora Graciela Brarda presentó una iniciativa al respecto, similar a un proyecto que fue promovido durante la gestión de José Manuel de la Sota.
El tema dividió las aguas al instante. Desde la Cámara de Comercio pidieron abrir una mesa de diálogo plural para su discusión y su titular, Horacio Busso, aseguró que la idea de prohibir que haya actividad los domingos carecía de sustento. Paralelamente, alertó sobre los riesgos a analizar, como la disminución del salario para los dependientes que prefieren prestar servicios esos días para cobrar doble o recibir comisiones.
En la misma línea, se refirió al impacto que podría tener en las ciudades turísticas y sostuvo que si bien el cierre de comercios los domingo en pos del descanso y de la recuperación de otros valores son cuestiones que no se discuten conceptualmente, no era un tema simple de resolver. También alertó sobre la inconveniencia de generalizar para todo el mercado de comercio y servicios, ya que las variables que impactan en el desarrollo del sector (y en los propios empleados) son numerosas.
Por su parte, Pablo Chacón, titular de la Asociación Gremial de Empleados de Comercio de Córdoba (Agec), se manifestó a favor y aseguró que no provocaría despidos ni caída en las ventas. En tanto, el presidente de la Cámara de Supermercados de Córdoba, Benjamín Blanch, indicó que si bien gran parte de los supermercadistas locales valora positivamente el cierre dominical no hay una postura uniforme.
La propuesta de Barda no tuvo eco a nivel legislativo y el reciente fallo del TSJ sentó un precedente importante.
Al igual que la Cámara de Rosario, consideró inconstitucional la ordenanza que la Municipalidad de Arroyito dictó en el 2014 estableciendo la obligatoriedad del descanso dominical para los empleados de supermercados.
Lo hizo al darle curso a la acción declarativa que promovió el dueño de un comercio, quien alegó que la norma violaba derechos adquiridos vinculados con el desarrollo de la iniciativa privada; concretamente, a trabajar y a comerciar.
La Máxima Instancia local sostuvo que la comuna se extralimitó e invadió la esfera de competencia reservada al Congreso Nacional.



Dejar respuesta