Pacto fiscal: las provincias que no cumplan pierden fondos

Aquellos distritos que no avancen en lo acordado, dejarán de recibir los giros diarios y automáticos de la Nación establecidos por fuera de la coparticipación para equilibrar las pérdidas.

Por Gabriela Origlia

El tiempo dirá si el acuerdo firmado entre la Nación y las provincias es “histórico”. Será su cumplimiento el que lo convertirá en tal porque, en las últimas décadas, fueron muchos los pactos a los que se llegó y que se diluyeron. Tal vez por eso mismo el presidente Mauricio Macri advirtió: “Lo que firmamos es para cumplirlo”.
La Nación tiene una herramienta para disciplinar a las provincias que no cumplan lo acordado: suspender las transferencias diarias y automáticas por fuera de los giros de coparticipación. Esos envíos se actualizarán trimestralmente.
Las claves del pacto incluyen la reforma de la ley de impuesto a las ganancias; se eliminará el artículo 104 de la norma que creó el Fondo del Conurbano. Las provincias aceptaron la compensación a María Eugenia Vidal por 105.000 millones de pesos hasta 2019 y la distribución del resto de lo recaudado por Ganancias entre las jurisdicciones.  La gran beneficiada es, en esta jugada, María Eugenia Vidal.
Respecto de la reforma previsional, la Nación cedió. Los gobernadores lograron que las jubilaciones se actualicen trimestralmente, como preveía el proyecto oficial original, pero no sólo por inflación, como pretendía la Casa Rosada con el objetivo de bajar drásticamente el gasto público, cuyo mayor componente es el correspondiente a la Seguridad Social.
El documento que firmaron los gobernadores dice que deberán “garantizarse aumentos por encima de la evolución de la inflación”. No se especifica con qué mecanismos se complementaría el ajuste según la evolución de los precios. El miércoles los mandatarios decidieron que no cargarían con el costo político de apoyar la iniciativa del oficialismo y esa fue una de las claves para que las negociaciones debieran seguir ayer.
El otro punto de fricción que hizo negociar a contrarreloj fue la exigencia de la Nación de que las provincias retirarían las 56 demandas contra la Nación en reclamo de fondos por unos 340.000 millones de pesos.
Era la moneda de cambio para que Vidal hiciera lo propio con la del Fondo del Conurbano. Finalmente, los gobernadores accedieron a retirar las demandas a cambio de compensaciones con bonos a cobrar en 11 años que genere servicios de deuda por 5.000 millones de pesos en 2018 y de 12.000 millones de pesos a partir de 2019.
Una situación especial fue la de Santa Fe y San Luis, que obtuvieron un fallo favorable de la Corte Suprema en su reclamo por las retenciones para financiar Anses (Córdoba tiene una cautelar). El Ejecutivo deberá resarcirlas por lo que desde 2006 y hasta el 2015 se les retuvo en forma inconstitucional. Son unos 35.000 millones de pesos para Santa Fe y unos 11.000 millones para San Luis. El gobernador santafesino incluyó que el tema debe estar resuelto antes del 31 de marzo.
Respecto de Ingresos Brutos –el impuesto provincial más criticado por la Nación por su efecto distorsivo- el acuerdo establece que se modificarán las alícuotas máximas (igual que en el caso de Sellos) hasta completar la eliminación de ambos en 2022. Ingresos Brutos será reemplazado por un impuesto a las ventas.
Además, las provincias acordaron que las valuaciones fiscales de los inmuebles converjan en el tiempo a las de mercado y lograron que se coparticipe la recaudación del Revalúo Impositivo. También se incluyó el financiamiento del déficit de las cajas previsionales no transferidas (con una suba del monto previsto en el presupuesto 2018), entre ellas las de Córdoba y quedó por escrito que los subsidios diferenciales para el Amba cesarán en 2019 y los de transporte en 2021.
Los gobernadores asumieron el compromiso de acompañar la ley de Responsabilidad Fiscal que impulsa Nación lo que implica que los distritos mantendrán su gasto constante en términos reales durante los próximos años.
Entre los aspectos pendientes, quedan la propuesta de los gobernadores de eliminar las jubilaciones de privilegio; la discusión se dará más adelante. Otro aspecto pendiente de resolver son los cambios impulsados por la Rosada para el sistema de empleo público y los salarios del sector.

El texto completo del Consenso Fiscal: 2017.11.16 – consenso fiscal (final) 2



Dejar respuesta