PRO Córdoba pierde influencia en Congreso (sale R. Machado)

El misionero Humberto Schiavoni será el titular de la bancada amarilla en el Senado, en reemplazo de la cordobesa.

De cara a la asunción de los legisladores electos en los últimos comicios, los senadores del Pro decidieron darle la presidencia de su bloque a Humberto Schiavoni, el presidente del partido a nivel nacional que fue electo como representante de la provincia de Misiones.
El intercambio de piezas deja a la cordobesa Laura Rodríguez Machado fuera de ese puesto protagónico, tras dos años de sobrellevar sin sobresaltos la responsabilidad. La razón de su salida como autoridad del bloque se explica mejor por el crecimiento cuantitativo y cualitativo de los legisladores Pro, que por un fracaso de la ex ucedeísta.
De los actuales seis miembros, que incluyen al juecista Ernesto Martínez, el bloque se ensanchará hasta alcanzar entre nueve y once bancas. Este incremento incluirá figuras de peso, como Schiavoni y el exministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich.
Aún no se ha confirmado que otros roles asumirá Rodríguez Machado, pero la macrista cordobesa podría quedar a cargo de la cabecera de una de las comisiones estratégicas o, incluso, ocupando la vicepresidencia del interbloque Cambiemos.

Renovación senatorial
La modalidad con que el Senado renueva a sus miembros (solo un tercio de las provincias eligen a sus senadores en cada elección) demora el impacto de los cambios en el tablero político.
Así, el gobierno de Mauricio Macri inició con tan sólo seis miembros en el bloque Pro. De ellos, tan solo cinco estaban afiliados al Pro; el sexto, el cordobés Martínez, es el presidente del Frente Cívico de Luis Juez.
Los cargos de autoridad legislativa debían repartirse entre esos cinco, siendo bendecidos el histórico macrista porteño, Federico Pinedo, como presidente provisional de la Cámara y la cordobesa Rodríguez Machado como titular del bloque. Al margen quedaron la también porteña Marta Varela (asumida en reemplazo de la vicepresidenta Gabriela Michetti), el dirigente rural entrerriano Alfredo De Angeli y el Correntino Néstor BraillardPoccard.
A partir del 10 de diciembre, tres nuevos senadores se sumarán a la bancada amarilla: el misionero Schiavoni, y los bonaerenses Bullrich y Gladys González. Además, podrían incorporarse el puntano Claudio Poggi (de origen peronista, compitió bajo la marca Cambiemos) y la santacruceña María Belén Tapia.
Tanto Schiavoni como Bullrich son figuras de peso en el universo Pro. El misionero, que es uno de los hombres de mayor confianza de Macri, y ocupó distintas responsabilidades en la gestión porteña, hoy ocupa la presidencia del partido Pro a nivel nacional. El bonaerense, por su parte, fue clave en la conversión del partido de Macri en una estructura nacional, al facilitar la fusión con Recrear, su partido de origen.
Ante la llegada de estos dos pesos pesado, la salida de Rodríguez Machado de la presidencia se hizo inevitable.
Sin embargo, esto no repercutiría en demasía sobre el capital político la senadora, que podría ser la elegida para ocupar la vicepresidencia del interbloque Cambiemos, que a partir de diciembre contendría a al menos un tercio de los miembros del Senado. Además, los mentideros cambiemitas la mencionan como una potencial integrante de la fórmula con la que Cambiemos disputará la gobernación cordobesa en 2019.

Depreciación cordobesa
En el balotaje de 2015, Cambiemos logró superar al kirchnerista Daniel Scioli gracias a la amplísima diferencia conseguida en las urnas cordobesas. La conducción del macrismo pareció tomar nota de esto en aquel momento, no sólo con la designación de Rodríguez Machado en el Senado, sino también de Nicolás Massot como titular de la bancada Pro en Diputados. La unción de Mario Negri como presidente del interbloque Cambiemos en la cámara baja parecía ir en el mismo sentido.
Con los resultados de los comicios 2017 en la mano, podría decirse que el halo mágico que supo tener Córdoba para Cambiemos se ha morigerado, en el mejor de los casos. La batalla contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner acumuló una buena dosis de protagonismo, y el crecimiento del oficialismo en muchas provincias hizo otro tanto.
De la misma manera, decreció la participación cordobesa en los interbloques cambiemitas, debido al crecimiento de la alianza en otros distritos. En Diputados, los cordobeses pasarán de representar el 10,5 al 9,4 por ciento de Cambiemos; en el Senado, pasarán del 13,3 al 8,3 por ciento.

Otros cambios
Otros cambios entre los senadores de Cambiemos será la asunción del formoseño Luis Petcoff Naidenoff como titular del interbloque, mientras que el chaqueño Ángel Rozas se hará cargo de la conducción del bloque radical. En Diputados, Negri y Massot continuarían a cargo de sus actuales funciones.



Dejar respuesta