Córdoba mantiene la tasa de ahorro para financiar inversión

El Inmobiliario Urbano sube, en promedio, el 23%. Comenzarán a tributar las plataformas de internet que ofrecen servicios, Se avanza en el monotributo federal con el objetivo de unificar pagos con la Afip a mediados del año que viene.

Por Gabriela Origlia

El Ejecutivo cordobés ingresó a la Unicameral el proyecto de presupuesto 2018, que podría tener algunos cambios en función de cómo avance el acuerdo para un nuevo pacto fiscal con la Nación para lo que hoy hay reunión de gobernadores y mañana un nuevo encuentro con funcionarios de la Casa Rosada.
El ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, describió como un contexto macro dominado por un “híper gasto público con híper centralización”. En ese marco, la administración nacional busca –con la nueva ley de Responsabilidad Fiscal- mantener constante el gasto público y aumentar el Producto lo que permitiría reducir el déficit. “Mientras tanto, el rojo se cubre con deuda, con el riesgo que eso implica”.
Remarcó que hay una relación inversamente proporcional entre asignación de recursos y de funciones entre la Nación y las provincias. El desafío es, en esa línea, lidiar con la estrategia gradualista y con una serie de “incertidumbres” como son las que plantean la solución de los conflictos del Fondo del Conurbano, el financiamiento de los sistemas previsionales no transferidos, atrasos en los giros de compromisos de obras públicas y la reforma tributaria que ingresó al Congreso y que impacta en las finanzas provinciales.
Como ejes para el año que viene se apunta a mantener la solvencia fiscal, profundizar la modernización del sistema tributario y sostener el plan de infraestructura en ejecución (“garantizar los recursos aun en un contexto de demoras en el arribo de fondos nacionales”).
La partida para salarios prevista crece el 18% respecto al 2017 (lo que no implica que esa sea la suba de salarios estatales). El 69,2% del gasto corriente consolidado son salarios y prestaciones previsionales en Córdoba hay una relación 76 empleados estatales provinciales cada 1000 habitantes.
Giordano enfatizó que el nivel de ahorro se mantiene en una media de $15 de cada $100 que entran: “Lo que permite sostener la inversión en infraestructura, que es cinco veces más alto que el promedio histórico”. En 2018 ese ítem representará el 18% del gasto total.
La autorización de deuda pedida a la Unicameral en 2018 ronda los $18.000 millones: “Con menos de tres años de ahorro se cubre toda la deuda, que tiene una duración promedio de 6,2 años. Es decir, previsionando la mitad del ahorro de la Provincia se afrontan en tiempo y forma la deuda a vencer”. El cálculo es en función del dólar estimado para diciembre.
En materia de política tributaria, la Provincia en el proyecto ratifica la eliminación de la sobrealícuota de Ingresos Brutos para productos fabricados fuera de Córdoba (“de extraña jurisdicción”; la habilitación para que el Ejecutivo baje alícuotas en suministros de gas y luz (“para alivianar las subas tarifarias”; podría ser una rebaja de un punto), actualización de los niveles de facturación para exenciones y avanzar en el establecimiento del “monotributo federal”.
De los 250.000 contribuyentes activos de IIBB, el 64,9% son pequeños contribuyentes (menos de $1 millón de facturación) que representan el 2,6% de la recaudación de ese impuesto. La propuesta del Ejecutivo es que esa franja pague una suma fija en función de esa categoría asimilándose a la clasificación nacional de monotributo.
Giordano estimó que a mediados del año que viene se unificarían los pagos a la Provincia y a Afip. “Se está trabajando con los municipios para que también se sumen para que con un pago cumplan con las tres jurisdicciones”, apuntó. Las consecuencias son la simplificación para el contribuyente (un incentivo para el blanqueo) y el alivio de la administración tributaria (Rentas deja de interactuar con unos 160.000 contribuyentes). La Provincia asume con esta medida todos los parámetros de la Afip.
En el caso de los impuestos a los Sellos, para las operaciones inmobiliarias para vivienda única familiar y permanente las alícuotas se reducirán a la mitad (la base imponible máxima es de $1,6 millones). La baja es la misma para contratos de créditos hipotecarios destinados al mismo tipo de unidad. Cae el 25% para los contratos de locación del sector agropecuario y quedan exentos los contratos de venta de la actividad leche.
Para el Inmobiliario Urbano, la suba promedio es del 23% con un alza mayor en Río Cuarto, Villa María y San Francisco por revalúo; se mantienen las exenciones. Es más alta el incremento en el Rural (27%), con aumentos adicionales según el tamaño de la propiedad.
En el impuesto Automotor se mantiene el esquema de alícuotas progresivas y exenciones para las unidades de menor valor y se “invita” a los municipios de unificar el cobro de la carga.
Córdoba empezará a cobrar impuestos a las plataformas online, sumándose a lo planteado por Afip.  Tributarán Ingresos Brutos en función de la actividad que realicen; en la misma línea están las apuestas online.
La Provincia mantendrá los descuentos en los pagos de impuestos: 30% para contribuyente cumplidor (en 2018 habrá que estar al día con todas las obligaciones). La Provincia recaudaría unos $400 millones más si los contribuyentes mantienen las deudas que existen hoy. Sigue el 10% para cancelación de cuota única y 10% para pago online (se incorporan las tasas retributivas)
El Ministro apuntó que en lo que hace a las tasas retributivas –que aportarán unos $780 millones en 2018- se logró la eliminación de unas 300 (expedir libreta de familia, inscribir un hijo, algunas de las que cobra la Policía y también Rentas).



Dejar respuesta