Mestre ofrenda a Macri $100 M por baja de tasas

El responsable del Palacio 6 de Julio anunció la rebaja los gravámenes que inciden sobre la energía eléctrica y gas que consumen las industrias. Una pequeña contribución a la reducción de la presión fiscal que hizo el Presidente a gobernadores e intendentes.

Por Yanina Passero
ypassero@diarioalfil.com.ar

mestreEl intendente Ramón Mestre se mostrará orgánico. Defenderá la alianza Cambiemos como si fuera su mentor, como si jamás hubiese dudado del potencial de la unidad radical y macrista en la provincia. Cierto es que ninguno de sus miembros, incluyendo los socios minoritarios, se permitirían, ahora, semejante osadía: nadie saltará del barco por más que duela. Quedó claro que Córdoba sucumbió al encanto de la marca diseñada por los históricos gurúes del partido amarillo.
Entonces, conviene mostrar el mejor rostro, aceptar los defectos de cada uno de los integrantes del matrimonio político y apostar a la convivencia pacífica. Pese a que existe el fantasma de la fusión, que aqueja más a radicales que macristas, se escuchará al responsable del Palacio 6 de Julio proferir “cumplidos” a la coalición que integra. También habrá gestos.
En la edición del lunes, Alfil adelantó que mañana ingresará, junto al Presupuesto 2018 y el resto del paquete económico, el proyecto de adhesión a la Ley de Responsabilidad Fiscal y Buenas Prácticas de Gobierno que promueve el poder central. En resumidas cuentas, la iniciativa nacional que se tratará en el Congreso pretende limitar los excesos en el gasto público, en especial en los rubros “personal” y “gastos corrientes”.
“Como me comprometí con el Presidente, porque somos el proyecto de Cambiemos en Córdoba, vamos a adherir a la legislación nacional para seguir profundizando la transparencia en la información pública; la eficiencia en la utilización de los recursos y la modernización del estado”, resaltó el Intendente durante la supervisión de las obras de pavimentación en barrio Santa Isabel.
Los guiños al jefe de Cambiemos no terminarán allí. Mestre anunció ayer una reducción del 20% en la tasa de la contribución que incide sobre la energía eléctrica para las industrias que no posean un medidor único. La ordenanza tarifaria 2018 incluirá, a su vez, una disminución en 30 puntos en la contribución para la financiación de obras de gas y otras de interés general que tributan fábricas y estaciones de servicios.
El combo de beneficios se completa con los descuentos a los contribuyentes que abonen sus impuestos a término y una reducción del 20% a todos los consumidores domiciliarios sobre la contribución que se aplica sobre la factura de gas.
En términos reales, ¿cuánto dejará de percibir el municipio por la reducción de las tasas? Desde el Ejecutivo redondean en $100 millones de pesos anuales el impacto de la decisión política en las arcas públicas. Si bien no se conoce el monto final de la proyección para el año que viene, es evidente que la resignación no mueve las agujas de las finanzas municipales si se tiene en cuenta que, para el ejercicio en curso, el municipio manejó $20.000 millones.
Asoma la apuesta política del mestrismo. “Es una muestra clara que queremos acompañar al Gobierno nacional con la disminución de la presión fiscal en Argentina. Ahora, lo vamos a poder seguir haciendo en la medida que se nos garantice, vía coparticipación, una distribución justa de los recursos”, opinaron desde el municipio. El reclamo que desvela: cuánto recibirán los municipios. La respuesta se conocerá apenas los gobernadores sellen el Pacto Fiscal con Macri que, ente otras exigencias, pide una reducción marcada de Ingresos Brutos.

Ediles, a la espera
El tratamiento del paquete económico no suele generar “ruido” en la bancada que responde al oficialismo municipal. Se espera que la discusión se realice sin sobresaltos internos, aunque con los típicos contrapuntos que plantea la oposición.
Este jueves tomará estado parlamentario y se calcula que en la sesión del jueves 23 de noviembre se aprobará en primera lectura. La fecha para la audiencia pública no está definida, pero se especula que la segunda lectura y aprobación final no se extenderá más allá de la primera semana de diciembre.

 



Dejar respuesta