Universitarios K se oponen a sumar días de votación

Este año los universitarios votaron durante más de un día obligados por los paros de UTA; la medida provocó un incremento en la participación.

A cinco meses de su primera implementación, los consiliarios de la UNC comenzaron a discutir una serie de reformas al reglamento de la elección directa de autoridades, de cara a los comicios del 2018.La primera experiencia dejó muchas lecciones para los universitarios, que pretenden ahora pulir la reglamentación para garantizar un mejor proceso el próximo año.
El novel sistema electoral, aprobado en diciembre pasado, modificó de raíz el sistema político de la Casa de Trejo, posibilitando que sus más de 100 mil miembros elijan con su propio voto al rector y a los decanos.
La ronda electoral del 2018 implicará el debut del sistema en siete unidades académicas, incluyendo algunas de las Facultades más populosas de la UNC: Ciencias Médicas, Derecho, Ciencias Económicas, Psicología, Artes, Ciencias Sociales y Ciencias de la Comunicación.
Los opositores a la gestión del rector Hugo Juri ya expresaron su oposición a uno de los principales puntos de la “reforma de la reforma”, que actualmente se discute en comisión: la ampliación de la cantidad de días de votación.
Consiliarios de La Bisagra y la referente docente Patricia Altamirano (Psicología) manifestaron su posición negativa a la propuesta, considerando que la misma beneficiaría al oficialismo rectoral.

Aumentar la participación
Concluido el proceso electoral, la Secretaría General, a cargo de Roberto Terzariol, se abocó a la elaboración de un “informe estadístico y conclusiones” de la primera implementación de la elección directa.
Entre los temas abordados por la publicación, se encuentra una comparación de la participación en cada uno de los claustros con elecciones anteriores, evidenciando un incremento generalizado de la participación.
En el caso de los estudiantes, único electorado que tuvo que votar en las 15 Facultades, el aumento de asistencia a las urnas es contundente: mientras en el 2016 participó el 45 por ciento del padrón, en 2017 el porcentaje se elevó al 59 por ciento.
Este hecho fue relacionado por dirigentes universitarios a un supuesto interés de los electores en votar directamente al decano de su Facultad. Sin embargo, al desagregar los datos, se observa que en las ocho unidades académicas que no eligieron decano la participación aumentó del 44 al 58 por ciento.
La explicación de esta situación residiría en la ampliación de los días de votación, a la que la UNC se vio obligada por el paro ilegal de UTA que mantuvo en vilo a la ciudad durante la primera quincena de junio. El contar con más de un día para concurrir a las mesas de votación habría posibilitado el aumento en la participación.
Es por ello que el Rectorado propone ahora que esta medida (la votación en más de un día) se implemente para los comicios de los años venideros. Desde el oficialismo explican que muchos universitarios (como docentes y estudiantes) no tienen que concurrir a sus Facultades todos los días de la semana, por lo que la medida facilitaría la concurrencia.

Oposición K
La modificación al reglamento electoral está siendo discutida por la misma comisión que a comienzos de año redactó el texto original, paso tras el cual se trasladará la discusión al pleno del Consejo Superior.
Esta instancia preparatoria disparó oposiciones duras. Tanto los consiliarios de la agrupación estudiantil kirchnerista La Bisagra como la representante docente Altamirano habrían afirmado que la mayor participación solamente beneficia al oficialismo, haciendo hincapié en el contundente triunfo que los jóvenes de Franja Morada tuvieron en junio pasado.
Con explicaciones de carácter partidista, los opositores a Juri pretenden que cada claustro cuente con un único día de elección, aun cuando esto dejé a una alta proporción del electorado sin poder ejercer su derecho al voto.
La posición sorprendió a dirigentes universitarios, acostumbrados a los discursos que esos consiliarios suelen tener en apoyo a la democratización de la universidad. La actitud de los mismos llevaría a pensar que esa mayor participación sólo tiene valor cuando son en beneficio propio.



Dejar respuesta