Sube el boleto a $15,38 (habría revisión en enero)

Funcionarios y empresarios del transporte coinciden en que el Gobierno nacional congelará subsidios en 2018. Si el pronóstico se cumple, el primer día hábil del nuevo año los encontrará haciendo cálculos. Mestre reactivará liga de intendentes del interior para exigir paridad con Buenos Aires.

Por Yanina Passero
[email protected]

Los concejales de Juntos por Córdoba están cuando el intendente Ramón Mestre los necesita. Si la interna no mete la cola –aseguran que no sucederá- el bloque integrado por radicales y macristas, mas la separatista Laura Sesma, aprobarán el aumento de la tarifa del transporte urbano de $12,55 a $15,38. Será este viernes en una sesión extraordinaria a tono con la urgencia de Fetap.
La entidad que nuclea a Coniferal, Ersa y Aucor exigió la revisión tarifaria tras documentar una variación de costos que superó el 10% el precio actual del pasaje, aprobado en noviembre del año pasado. La Secretaria de Transporte de la Municipalidad recurrió a las arcas públicas para retrasar el golpe al bolsillo a los usuarios, con el objetivo de aplicar un único incremento anual, como ocurrió durante la administración mestrista. Pero también, para evitar que una medida impopular, aunque necesaria en un contexto inflacionario, se colara en la campaña por las elecciones legislativas.
Apenas comience a regir la suba del 22,5% del transporte, las concesionarias del servicio dejarán de percibir fondos no reintegrables de parte del Ejecutivo municipal. La nueva minuta de costos incluye el incremento salarial del 21% remunerativo que recibieron los choferes en junio; se estimó la cantidad de pasajeros transportados por las empresas operadoras y el total de kilómetros recorridos entre octubre de 2016 y septiembre de 2017; y el porcentaje de suba del precio del gasoil subsidiado.
Los subsidios que entrega la Secretaria de Transporte de la Nación son una incógnita y fijarán la fecha de caducidad de la actual tarifa, de no producirse un reajuste de las partidas en los términos que pretende la gestión de Mestre. Sucede que el ministro de Hacienda de Mauricio Macri, Nicolás Dujovne, blanqueó la decisión oficial de achicar el gasto en el rubro, en el marco de la presentación del Presupuesto 2018. Otro dato: al transporte del área metropolitana de Buenos Aires le espera un tarifazo en el orden del 50%.
Desde el municipio y Fetap entienden que la política orientada a la racionalización de subsidios y la corrección del retraso tarifario en el conurbano y Capital Federal son políticas que no admiten, en consecuencia, un incremento de las partidas para el interior del país. En otras palabras, sospechan que el objetivo a largo plazo es que el precio del boleto refleje los costos reales del servicio, o la mayoría de los ítems.
El secretario de Servicios, Julio César Waisman, afirmó que el servicio “estará en problemas” si los subsidios nacionales al transporte no son reactualizados, al menos por inflación. En enero, esperan un incremento del precio del gasoil al que acceden las transportistas ($10,68 por litro a la actualidad). Cabe recordar que el primer día hábil de este año, los transportistas comenzaron a pagar un 60% más caro el combustible por determinación de la cartera que comanda el ciclista Guillermo Dietrich.
En ese escenario, el 2018 encontrará a los funcionarios revisando los costos del sistema después de 60 días de haber autorizado la suba del boleto. Se abren dos caminos: más subsidios municipales o el ingreso de un nuevo proyecto de reactualización al Concejo.
El intendente Mestre se mostrará activo en este frente. Trascendió que junto a la rosarina Mónica Fein y otros intendentes del interior exigirán paridad a la Nación porque, pese a los esfuerzos de corregir desequilibrio, los usuarios de Buenos Aires pagan una tarifa irrisoria ($6). Los encuentros privados que venían manteniendo por la preocupación compartida se harán públicos. Aguardan también, una reunión con el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

Negativa opositora
Los ediles de la oposición no acompañarán el aumento del boleto a $15,38. El titular de ADN, Tomás Méndez, reprochó la falta de tiempo para estudiar el proyecto. “Nos parece vergonzoso que los concejales recibamos esta información a menos de 24 horas de la sesión porque habla una vez más de una intencionalidad de ocultar información por parte del Ejecutivo, como ya ha sucedido con otros proyectos y decisiones importantes”.
El bloque de concejales de Fuerza de la Gente pidió que se convoque a una audiencia pública para discutir el incremento; mientras que Unión por Córdoba cuestionó el “falso federalismo” del presidente Macri y sus aliados.
Victoria Flores, de Pensando Córdoba, puso el foco en la calidad de la prestación. “Al ser el municipio el organismo que debe controlar a los empresarios y al no hacerlo, este se vuelve cómplice de que los empresarios nos roben dinero al cobrarnos un boleto que no se ve reflejado en el servicio”, declaró.
El bloque liderado por Marcelo Pascual (FFS) tampoco prestará sus votos al oficialismo.