Peronismo, hiperactivo, busca descontar

El oficialismo cordobés confía en mejorar la marca de las PASO y pretende apuntalar los resultados en algunas localidades del interior de bandera peronista.

Por Yanina Soria
ysoria@diarioalfil.com.ar

peronismoA contrarreloj el peronismo cordobés redobla sus esfuerzos en el interior provincial con la esperanza de mejorar la marca electoral del 13 de agosto y retener finalmente las tres bancas que pone en juego.
Con la calculadora sobre la mesa, desde el Centro Cívico aseguran que en este segundo tiempo electoral y a partir del viraje de la campaña, el cordobesismo penetró en el electorado por lo que no les resulta utópico engordar el 28,5 por ciento.
De hecho, en la antesala a las legislativas y con clara intención de generar un clima interno más auspicioso, los jefes del PJ cordobés dejaron trascender entre los suyos números que ubican a Unión por Córdoba (UPC) entre 11 y 12 puntos detrás de la lista que patrocina el presidente Mauricio Macri. Los más entusiastas aseguran ya ver algunos signos de recuperación en el interior del mapa provincial, mientras que los más escépticos temen que la brecha se amplíe el próximo domingo.
Lo cierto es que conservar el piso de las PASO se convirtió en el objetivo de máxima que persigue el PJ; una plataforma que de repetirse garantizaría el desembarco de Martín Llaryora, Alejandra Vigo y Paulo Cassinerio en el Congreso de la Nación.
Sin embargo, para que el tablero final marque ese resultado deben conjugarse varios factores y entre los que dependen estrictamente de UPC está el de –intentar- revertir los resultados en algunas localidades específicas. Desde el comando de campaña consideran que aún es posible recuperar el triunfo en aquellas ciudades y comunas de bandera oficialista donde la derrota en manos de Cambiemos no fue tan amplia. En las cuentas que hacen, eso ayudaría mucho en el número final que podría arrojar el próximo 22.
Justamente, esa fue la primera orden pos PASO que bajó el gobernador Juan Schiaretti a sus intendentes y legisladores departamentales: hay resultados que no se pueden repetir en el mapa provincial. El mandatario en su rol de conductor político advirtió que la mancha electoral que dejaron las primarias dio cuenta de la falta de trabajo de algunos alcaldes peronistas que perdieron en sus distritos siendo que otros lugares del mismo departamento, pudieron blindarse al avance de la ola amarilla. Por eso Schiaretti fue claro cuando, al pedir un máximo esfuerzo a la tropa, trazó un panorama sobre la situación en la que quedaría UPC de cara al 2019.
Desde entonces, en la etapa final rumbo a las legislativas, la hoja de ruta que siguió el PJ se basó en un esquema de trabajo concentrado en Capital y otro en el interior. En el principal distrito electoral de Córdoba, el oficialismo perdió por 26 puntos por lo que sobrevinieron una serie de acciones tendientes a reducir esa diferencia. Ahora, según sostienen desde el comando de campaña de esta ciudad, la lista que encabeza el vicegobernador Llaryora subió tres puntos.

Reforzar el interior
En el último envión previo al inicio de la veda electoral, UPC puso a sus candidatos y al propio gobernador Schiaretti a recorrer las ciudades de los principales departamentos cordobeses con un mensaje unificado que ubica a Córdoba reclamando equidad en el reparto de los fondos y subsidios nacionales.
El gobernador recorrió ayer Marcos Juárez junto al ministro de Gobierno y jefe de campaña en los hechos, Carlos Massei, y el legislador y candidato delasotista Daniel Passerini.
Por su parte, Llaryora se abocó al departamento San Justo donde recorrió Arroyito en una caravana y luego continuó por San Francisco. En la primera localidad, el vicegobernador y candidato reiteró que propondrá una ley para eliminar los subsidios que cobra Buenos Aires.
“Lo que está en juego es con qué recursos contará Córdoba en el futuro y qué Argentina queremos; mire, cualquiera sea el resultado el domingo, el gobierno nacional no va a tener mayoría en el Congreso. Todos nos vamos a tener que ponernos los pantalones largos, oficialismo y oposición, y ponernos de acuerdo en el futuro de Argentina”, sostuvo el candidato.

Escenario 360º
Mientras se define qué actividad se realizará en la capital cordobesa para sellar la campaña, el peronismo prepara un acto de cierre en la ciudad de Río Cuarto donde además del gobernador y los candidatos estará el ex mandatario José Manuel de la Sota. Será en Club Atlético Central Argentino que tiene una capacidad para unas 2500 personas; no preparan un acto multitudinario ni tampoco seguirá la liturgia típicamente peronista. Es más, todo indica que el jueves UPC estrenará su propio escenario 360 grados siguiendo el manual duranbarbista. Al estilo Cambiemos, la idea es colocar una tarima en el centro del lugar donde se ubicarán los oradores rodeados de dirigentes y militantes.



Dejar respuesta