Lo que importa es la tendencia

Tanto el dato inflacionario como el dato de consumo de septiembre, nos deberían dejar a todos alrededor del mismo pensamiento, las tendencias de hoy se convierten en las mejoras del mañana.

Por María Cayre
cayremaria@gmail.com

tendenciaLa semana pasada fue la última semana completa de la campaña para las próximas elecciones legislativas, solo quedan tres días antes de la veda electoral para disfrutar de las emisiones de radio y televisión sin los spots publicitarios que ya nos sabemos de memoria. Durante esta última semana los dos datos económicos relevantes fueron: la inflación de septiembre que arrojó un 1,9% de crecimiento; y el dato de aumento de 0,4% del consumo masivo respecto al mismo mes del año pasado. Revisemos un poco estos dos números.
El dato inflacionario de septiembre sorprendió un poco, pues casi todos esperaban una inflación menor. Las consultoras privadas habían estimado en promedio una inflación de 1,6% y la CGT una de 1,45% para el noveno mes del año. Con el dato de 1,9% de septiembre la inflación anual acumula un alza de 17,6%, lo que supera la meta inflacionaria que el Banco Central se había propuesto en su plan para el 2017 (recordemos que era de 12% a 17%). Esto no es novedad ya que hace tiempo se conoce que la inflación anual cerraría rondando los 22 puntos porcentuales. Todos aceptan como un logro haber bajado casi 20 puntos de inflación y todos entienden el juego de expectativas de una meta en 17. Lo complicado del caso es que 1,9% es más alto de lo previsto (sumándole que la inflación núcleo también dio más que en agosto) y esto dispara un par de acciones que deberá tomar el Banco Central para no perder credibilidad sobre su capacidad de luchar contra el aumento generalizado de precios.
Lo que está en juego ahora es la baja de la tasa de política monetaria, que ha sido el instrumento principal que el Banco Central está usando para dar la batalla inflacionaria. Muchos inversores y analistas habían apostado a una baja de la tasa a partir de noviembre, lo cual, a raíz de este último informe de inflación, se prevé no ocurrirá. Quizá no aumente, pero es probable que permanezca en 26,25 y no exista una reducción como se esperaba. Mientras la inflación no cese, el Banco Central no va a dar tregua con la tasa, lo que desvía los fondos de las inversiones productivas hacia las inversiones financieras, enfriando en parte la actividad económica.
Del otro lado del ring, tenemos los datos del consumo masivo, uno de los últimos orejones del tarro en mostrar mejoras. Luego de varios meses de caída, por fin el consumo masivo mejoró. El número es mínimo: se conoció una mejora del 0,4% en el consumo masivo de septiembre con respecto al mismo mes del año pasado. Si bien en el año, el consumo obviamente acumula un retroceso (3,7% de caída en lo que va del 2017), la señal es importante: dejó de caer. Lo que resta ahora ver es si esto va a definir una tendencia alcista, que en definitiva es lo importante, o será el dato aislado del mes.
Si bien el plan económico de crecimiento de Macri está basado en que traccione la inversión y la exportación, no el consumo, los datos de la reactivación del consumo reflejan la solidez de la reactivación de la economía en general. Los últimos bastiones que no arrancaban empiezan a sumarse a la ya indiscutible senda de crecimiento de los sectores que empujaron inicialmente, como el agro y la construcción y los que se fueron sumaron luego.
Tanto los datos inflacionario como el de consumo de septiembre, nos deberían dejar a todos alrededor del mismo pensamiento, aunque algunos lo expresen públicamente y otros no, lo verdaderamente importante es la tendencia. En un modelo económico marcado por el gradualismo y las mediciones responsables de todos los indicadores económicos; donde las desviaciones de las metas se pueden ir corrigiendo mes a mes, lo que importa es la tendencia. A la luz de las PASO y las encuestas sobre lo que ocurrirá el próximo 22 de octubre, pareciera ser que la ciudadanía estaría creyendo en la propuesta económica del oficialismo; el apoyo esta puesto parte en algunas mejoras que ya se están viendo y parte en entender que las tendencias de hoy se convierten en las mejoras del mañana.

Beneficio de la semana

La “IV Jornada Vincular Córdoba 2017” se llevará a cabo el 26 de octubre de 2017 desde las 9:30 a las 18:00, en la Universidad Católica de Córdoba. Este encuentro es organizado conjuntamente por la ADEC y la UCC, con el apoyo de más 20 instituciones. Es un espacio de articulación, congresos, charlas y conferencias entre actores tanto públicos como privados de todos los sectores socio-productivos, académicos y de gobierno, creado para desarrollar y fortalecer la capacidad innovadora de la región.
Más info:www.vincularcordoba.com

 



Dejar respuesta