Yo te ayudo (pollero Almada); yo no (Macri)

El vecino de Villa Azalaiz Luis Almada tiene una pollería y tenía una fundación para ayudar a chicos de la calle con problemas de alimentación y adiciones. Le pidió ayuda a Macri y éste fue a mediados de julio a su pollería y hasta comieron juntos.

Luis Almada era un desconocido que ayudaba anónimamente a chicos de la calle muy expuestos: sin la alimentación necesaria y tocados por adicciones. Su aporte era asistirlos -a través de su fundación “Yo te ayudo”-  con alimentos en un comedor comunitario. Su sueño, inducirlos a alejarse de las drogas. Pero este Quijote de Villa Azalaiz se hizo un personaje público cuando, tras enviarle a Mauricio Macri un pedido de ayuda, el presidente le respondiera presencialmente en su comedor ubicado en Capdevila y Alem.

“Caranchearon” –expresión de Almada- un pollo con el presidente y éste le prometió, personalmente, ayudarlo económicamente en su generosa iniciativa. En su momento, Macri lo llamó y ahora visitó la pollería y “carancheó” pollo con papas. Tras la modesta comida expresó con gran entusiasmo: “No podía creerlo; nos sentamos en la mesa con mis hijas, carancheamos un pollo y me dijo que cuente con él y que él cuenta conmigo. Todo fue sencillo, una ronda familiar, como si hubiera venido un primo a visitarnos”.

Pero ayer, en declaraciones a Radio Mitre, confesó que se despertó de ese sueño. Porque tuvo muchos problemas, porque la ayuda presidencial no llegó y porque tuvo que cerrar el comedor.

A continuación, parte de un diálogo al aire, imperdible, entre los periodistas de Radio Mitre Omar Pereyra y Rolo Pedroti:

Rolo Pedroti: ¿Cómo anda maestro?

Omar Pereyra: ¿Con quién hiciste la nota?

RP: Con Luis. Tiene una pollería. ¿Te acordás que en julio pasado vino Macri a Córdoba? Estuvo con Luis, que es el dueño de la pollería en Alem y Capdevila. (…), por un video que había grabado Luis pidiendo ayuda al Presidente. El pedía ayuda para una ONG que tenía, una fundación porque su sueño es crear una escuela de oficios con asistentes sociales, para sacar a los jóvenes de la calle. Lo habló con el Presidente, cuando fue a comer.

OP: Llegó el Presidente un día de sorpresa…

RP: Si, de sorpresa. Le dijeron así. Andá alquilando el lugar, porque el proyecto tiene su burocracia, el proyecto se tiene que hacer. Entonces, fue con el apoyo de Rodrigo Urbano, entre los dos pusieron mucha plata, pusieron el local, la ropa para los oficios, los muebles, un local grande en Rivadavia. La ayuda de la Nación no vino nunca más.

OP: El señor hizo su debido reclamo.

RP: Hoy fue a Rivadavia 150, y cerró a la fundación. Es más, es como que esperó unos meses más.

OP: La vieja política, tienen que mandar plata o capacitadores.

RP: La ayuda (era con) lo que pudieran porque el dinero del alquiler lo sacó de sus bolsillos (el propio Almada). La Provincia de Córdoba les está dando alojamiento a los chicos que se mueven en la calle, susceptibles a las adicciones. La idea es poder ayudarlos, pero no con un plan, sino subsidiarlos. Dijo que cuatro de estas personas han hecho una entrevista para entrar a un supermercado.

(Almada se suma al diálogo con Omar Pereyra)

Luis Almada: El (Macri) me propuso un plan, ese plan era la capacitación, con psicólogos. El me dijo que lo hagamos. La ayuda no llegó, digamos. Hicimos los papeles, tenemos todo en regla. Los tiempos de Nación no son los mismos que los de la gente. Vinieron la semana pasada, la última visita. Son requisitos, y más requisitos, y nos piden un salón que sale 20 mil pesos aparte del que estamos pagando. Rodrigo Escribano nos ayudó, el puso plata de su familia, de su bolsillo. Hoy bajamos la persiana, fue en vano. La gente piensa que porque vino el presidente, me solucionó la vida, y yo gasté el triple.

OP: Ya está mal que la sociedad se tenga que ocupar de cosas que se tiene que ocupar el Estado. Ahora es aún peor, que a esas organizaciones, aparezcan los políticos, el presidente, que se comprometa personalmente, vaya a verlo y ahora los dejaron en banda y tiene que cerrar.



1 Comentario

  1. Hay una mala información en esa nota, omiten decir que no había tal fundación, no había papeles, ni personería jurídica ni nada, o sea no era factible girar fondos a una Fundación inexistente y menos a una persona física por más actividad social que hiciera… Lamentable hubo un mal asesoramiento…

Dejar respuesta