Plan B de Carro: candidato oculto en ADIUC

El candidato a diputado por el Frente Córdoba Ciudadanase anotó en la lista oficialista del gremio de docentes e investigadores universitarios (ADIUC) que actualmente conduce.

carroPablo Carro no deja cabos sueltos en lo que respecta a su carrera política. Apenas se conozcan los resultados de las elecciones del 22 de octubre, se zambullirá en una nueva campaña proselitista: la de ADIUC, sindicato del que hoy es secretario general.
El meteórico ascenso del dirigente al tope de la lista kirchnerista se produjo a partir de la diáspora de lo que fuera, en su momento, el Frente para la Victoria cordobés. En ese contexto de orfandad, utilizó la modesta plataforma del sindicato de docentes universitarios para posicionarse como un referente expectable.
Durante el paro salvaje que protagonizaron los delegados de UTA, Carro se posicionó como dirigente de un sector “combativo” del movimiento sindical cordobés. Concentró durante el proceso al grupo de gremios más identificados con el kirchnerismo enrolados en la CTA de los trabajadores, de la que también es titular.
La radicalización de la protesta provocó que la mayoría de los sindicatos más poderosos tomaran distancia. En esa oportunidad, Carro se erigió como representante del grupo que se mantuvo detrás de la huelga, aprovechando el poder de movilización que le aportaban gremios como el SURRBAC.
La nominación como primer candidato del frente Córdoba Ciudadana se apoyó en su actividad sindical. Apoyado por los sectores universitarios, desplazó de la lista a los referentes tradicionales del Frente para la Victoria cordobés.
En las primarias abiertas de agosto, Carro consiguió un porcentaje de votos que, aunque menor al que obtuviera históricamente el kirchnerismo, le aseguraría una banca en la cámara de diputados.
Hasta esta semana, se suponía que abandonaría la militancia gremial para concentrarse en asegurar su ingreso en el congreso. Sin embargo, la expiración del plazo para la presentación de listas en las próximas elecciones de ADIUC trajo una sorpresa para propios y extraños: la agrupación oficialista al postulante kirchnerista como candidato.
El próximo 2 de noviembre, días después de las elecciones generales, se renovarán autoridades de la Asociación de Docentes e Investigadores Universitarios. El sindicato universitario cuenta con un porcentaje de afiliados muy baja en relación a la totalidad de los profesores de la UNC por lo que es un bastión tradicional del kirchnerismo. De todos modos, dos listas competirán por la conducción.
La Lista Naranja, que se identifica con la actual conducción de ADIUC, es encabezada por el físico Javier Blanco, cercano al ex rector Tamarit. En otra posición de la nómina, como candidato a secretario de políticas universitarias, aparece el nombre del propio Pablo Carro.
Este grupo se enfrentará con una lista conformada por la oposición histórica a la conducción. La lista Fucsi-Blanca reúne al activismo de izquierda, tradicional adversario del kirchnerismo en el sector universitario, y es encabezada por Tomás Torres y Juan Balussi, cercanos al FIT. Este grupo siempre confrontó con el actual secretario general y acusó a la conducción del gremio de poco representativa y mantiene su principal caudal en los colegios universitarios.
Si, como la mayoría de los observadores universitarios pronostica, la lista Naranja mantiene la hegemonía electoral en ADIUC; Pablo Carro ocupará un espacio en la comisión directiva por el período 2017-2020.
En paralelo, el dirigente gremial intentará ser electo diputado por la lista del kirchnerismo cordobés. Si se repitieran los resultados de las PASO podría ingresar en la cámara de diputados; en caso contrario, se reservaría el cargo en su sindicato para monitorear la futura conducción. Seguramente, también mantendrá su condición de secretario general de la CTA de los trabajadores. Todo un récord para un dirigente que, en su momento, cuestionó las viejas prácticas sindicales y señaló las incompatibilidades entre la representación de los trabajadores y los cargos políticos.



Dejar respuesta