Por primera vez en 7 años repunta la actividad metalúrgica en Córdoba

El Observatorio de la Cámara local muestra que al repunte lo traccionan las empresas relacionadas con agromáquinas y con la construcción. Las que trabajan para terminales vienen demoradas y con expectativas para 2018.

Por Gabriela Origlia

Por primera vez, desde 2010, el sector metalúrgico cordobés presenta signos claros de recuperación de la actividad. Traccionado por los segmentos ligados a la construcción y a la maquinaria agrícola, hay una mejora en los niveles de producción aunque todavía no se registra una correlación en el empleo. Gastón Utrera, titular de Economic Trends la consultora a cargo del estudio para el Observatorio de la Cámara de Industriales Metalúrgicos, fundamentó el dato en que durante la recesión las empresas sostuvieron lo más que pudieron a los trabajadores por el costo que implica la capacitación.
“Cuando cae la actividad lo hace más que el empleo y cuando se recupera ese proceso es más lento en traducirse en puestos de trabajo”, dijo. Desde que el Observatorio mide la producción en Córdoba, en el 2009, la última vez que hubo datos de mejoría respecto a períodos anteriores fue en el tercer trimestre de 2010, cuando el 55% de los empresarios plantearon que tenían más actividad interanual.  En lo que hace a ocupación, entonces el 31,8% tenía más ocupados. Ese nivel, en esta oportunidad, todavía no se alcanzó.
Todo el sector está fuertemente empujado por las metalúrgicas que abastecen a la construcción: más del 60% está vendiendo en unidades más que en 2016. Y también por los tres segmentos relacionados a la maquinaria agrícola (trabajan para productoras de maquinarias, de partes y del mercado repositor), el 55% registra una mejora interanual en la producción.
En el caso de las compañías que trabajan con las terminales automotrices. “Vienen más rezagadas pero con mejores expectativas de cara al 2018 por el inicio de la producción de los nuevos modelos”, aclaró Utrera. El grupo Fiat arranca con la fabricación el mes próximo mientras que la alianza Nissan-Renault comenzará a producir pick ups en julio del año que viene; hasta entonces Isabel Martínez, presidenta de la Cámara, entiende que continuarán los alti bajos en las empresas, aunque ya algunas empezaron a trabajar de cara a los contratos firmados.
Con este panorama, la proyección es que en 2018 el sector estará “muy bien”. No hay factores para pensar que la actividad de las agro máquinas baje; en el caso de la construcción sí se estima que se recortaría la inversión pública aunque la privada la compensaría. Utrera recordó que en el 2011 se inició la pendiente de pérdida de competitividad y de baja de producción.
En esta última medición del Observatorio, los reclamos de los industriales por el tipo de cambio se atenuaron respecto de las últimas. La brecha entre el valor del dólar que pretenden y el actual sigue, pero recortada; pasó de 26% a 20,7%. En el valor impactó la devaluación de antes de las Paso.
Para las metalmecánicas que trabajan para automotrices el incumplimiento del flex con Brasil sigue siendo un problema; aunque tienen hasta 2020 para cumplir, que nueve de cada 10 autos vendidos sean brasileños explica por qué las ventas “vuelan pero la producción no”. Es en ese contexto que las expectativas estén atadas a los nuevos modelos y no a la coyuntura.
El punto fue varias veces planteado por la Cámara cordobesa al Ministerio de Producción a cargo de Francisco Cabrera que terminó denunciando un “desvío significativo” en el intercambio con Brasil y exigió que las empresas que estén violando los compromisos del comercio con el país vecino comiencen a depositar una garantía en efectivo, que podrá convertirse en una multa para compensar el déficit creciente.
En noviembre del año pasado, el Poder Ejecutivo había anunciado que en 2019 analizaría los casos marca por marca, porque algunas lo respetan y otras están muy desfasadas, pero los tiempos se aceleraron. Ante el temor de que, llegado ese momento, las marcas no puedan compensar su desequilibrio, desde Producción les están exigiendo que depositen una garantía, a modo de caución.