Fuerte despliegue mestrista en el norte (un ojo en el ’19)

Los Mestre, Carrizo y Austin recorrieron la zona con la subsecretaria de Hábitat, Klemensiewicz. Todos auguraron un retorno al poder provincial en dos años.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

El mestrismo hizo ayer una fuerte apuesta en el norte provincial, territorio que no fue electoralmente amable en las PASO, pese a contar con una referente en la zona disputando su continuidad en la banca, la diputada Soledad Carrizo. El refuerzo fue la subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano, Marina Klemensiewicz, quien auguró una victoria de Cambiemos también para 2019.
Octubre y el 2019 se entremezclan en la campaña de Cambiemos. La expectativa por un triunfo el mes que viene más amplio que en las PASO coincide con la proyección para dentro de dos años, cuando la aspiración es desplazar al peronismo del poder provincial.
Ayer, el corazón de la campaña fue el norte de la provincia, adonde Cambiemos quiere mejorar su perfomance; en especial el radicalismo y, más particularmente, el mestrismo, que quiere justificar la reelección de Soledad Carrizo, su principal referente en esa zona.
La campaña de Cambiemos estará reforzada hasta el 22 de octubre con funcionarios del gobierno de Mauricio Macri, que desfilarán con el propósito de nacionalizar la discusión, contra la pretensión del peronismo de provincializarla.
En el norte cordobés fue el turno de Klemensiewicz, convenientemente rodeada por el mestrismo. Con la funcionaria de Hábitat recorrieron el norte el intendente Ramón Mestre; su hermano candidato, Diego; Brenda Austin, y la propia Carrizo. Las localidades visitadas fueron Villa de Soto, Quilino, Serrezuela y El Brete. En las distintas localidades se inauguraron una cancha de fútbol con césped sintético y luces led, obras de pavimentación, cordón cuneta, veredas y desagües, entre otras obras de infraestructura.
Para satisfacción de los mestristas, Klemensiewicz apostó a que en 2019 la alianza va a lograr recuperar el gobierno provincial. “Estoy segura que el notorio cambio de gobierno que se está dando a nivel nacional, se dará en esta provincia en 2019 con Cambiemos”, dijo, y se ganó la ovación de los esperanzados radicales.
Klemensiewicz prometió más “obras que le cambien la vida a la gente” y elogió a los intendentes cordobeses, porque “nos están mostrando que son los mejores gestores que tiene el país”. Luego, pareció exagerada cuando aseguró que Mauricio Macri “llora de la emoción” cuando ve los números de las elecciones en la provincia; igual, insistió con que decía la verdad.

Diego Mestre
Por su parte, Diego Mestre señaló: “Estamos contentos de poder ver estas obras finalizadas y otras en ejecución, que en conjunto con Nación se realizan en el norte provincial. Estas acciones ratifican la política federal del presidente Macri, que se preocupa por llegar con sus equipos a cada pueblo y ciudad del país, con obras que transforman la vida cotidiana de los vecinos”.
Mestre recalcó la presencia de Klemensiewicz: “Hay pocos funcionarios nacionales que realmente tienen esta vocación de servicio de salir a recorrer el interior del interior”. También, enfatizó que “este gobierno es auténticamente federal” y que “se están invirtiendo dos mil millones de pesos en la provincia de Córdoba en obras que le cambian la calidad de vida a los vecinos”
Siempre con un ojo en el 2019, sostuvo que “los cordobeses fuimos determinantes para que Mauricio Macri esté sentado en el sillón de Rivadavia”, y pronosticó que “de la mano de todos ustedes volveremos a gobernar la provincia de Córdoba”.



Dejar respuesta