Gastos de las provincias se mantuvo estable en 2015-2016

Córdoba registra una caída de 0,26%. El dato es significativo para el cumplimiento del acuerdo de Responsabilidad Fiscal que los gobernadores firmaron con la Nación. Mañana se reúnen por el Fondo del Conurbano.

En las provincias el principal componente del gasto primario es, a lo largo de los años, el de personal. En el 2003 estas erogaciones representaron el 5,1% del PBI, mientras que en el 2016 su participación avanzó al 8,6% del PBI. El crecimiento de este componente fue de 3,5 puntos porcentuales entre un año y otro. El dato se desprende de un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) que indica que, el año pasado, el peso del gasto se mantuvo prácticamente constante en las provincias. Es un factor clave para cumplir con el acuerdo que da pie a la nueva ley de Responsabilidad Fiscal y que, mañana, será nuevamente analizado por los gobernadores en su reunión en Buenos Aires.
El segundo componente en orden de importancia son las transferencias corrientes que realizan los gobiernos provinciales; tuvieron una participación creciente a lo largo del periodo, pasando del 2,8% del PBI en 2003 al 3,7% del PBI en 2016. En tercer lugar aparece el gasto de capital, cuya participación aumentó 0,9 puntos porcentuales entre 2003 y 2016, pasando del 1,2% del PBI al 2,1% del PBI.
El resto de los gastos corrientes tienen la menor participación en términos de PBI y, a su vez, su peso se mantuvo relativamente estable durante el periodo analizado (1,3% del PBI en promedio). Los intereses de deuda constituyen el componente que diferencia el gasto primario del gasto total provincial. El peso de este componente en el PBI es el más bajo, y osciló entre el 0,2% y 0,5% durante ese periodo. En efecto, el gasto total fluctuó al ritmo del gasto primario, pasando del 10,9% del PBI en 2003 al 15,9% del PBI en el 2016.
El informe del Iaraf hace una comparación entre el 2015 y 2016, discriminando por jurisdicción, sobre cómo se comportó el gasto, en qué jurisdicciones aumentó y cuáles lo bajaron. Con respecto al gasto primario, la provincia que tuvo el mayor suba del peso del gasto fue Chaco (5,24%), seguida de Buenos Aires (3,42%), San Luis (1,08%) y Ciudad de Buenos Aires (0,75%).
En el otro extremo, las provincias que más disminuyeron el peso del gasto fueron Santa Cruz (15,33%), Misiones (14,99%), Santiago del Estero (12,05%) y Catamarca (9,72%). Córdoba logró una baja de 1,92%.
Con respecto al gasto total, las provincias que más lo subieron fueron las mismas que se mencionaron en el gasto primario con la excepción de que, en este caso, la caída en el peso del gasto fue más importante en CABA (1,71%) que en San Luis (1,08%). Chaco (5,33%) y Buenos Aires (2,96%) continúan ocupando los dos primeros lugares.
Los distritos que redujeron en mayor medida el peso del gasto público son, al igual que en el gasto primario, Santa Cruz (15,29%), Misiones (14,97%), Santiago del Estero (12%) y Catamarca (9,64%). En este caso, Córdoba registra una caída de 0,26%.
El Iaraf indica que resulta evidente el peso del gasto público en la economía Argentina, que si bien tuvo una tendencia creciente en la última década, durante el 2016 se mantuvo prácticamente constante. Por el lado de la Nación, los componentes que crecieron durante el último año fueron: las Transferencias (al Sector Público y Privado) y los Intereses de Deuda. Mientras tanto, los componentes que registraron una baja consistieron en Personal, Seguridad Social y Gasto de Capital.
En el caso del Gasto Público Provincial siguió la misma tendencia. Las cuentas que presentaron una baja fueron en Capital y Otros Gastos Corrientes. Los componentes que subieron fueron Personal, Transferencias y Rentas de la Propiedad (Intereses de Deuda).
Las provincias que registraron un comportamiento alcista fueron Chaco, Buenos Aires y CABA, mientras que Santa Cruz, Misiones y Santiago del Estero son las que más ajustaron el nivel de gasto.
Mañana se reunirán los gobernadores para analizar sus posiciones respecto del planteo ante la Corte Suprema de Justicia de Buenos Aires por el Fondo del Conurbano. Lo hacen a tres semanas de firmar el acuerdo para el nuevo texto de la Ley de Responsabilidad Fiscal que irá al Congreso después de las elecciones. En ese marco, el comportamiento del gasto es clave para cumplir con los ítems consensuados.