Córdoba hace eje en los subsidios por el Fondo del Conurbano

El reporte elaborado por Finanzas indica que en el primer semestre del año Buenos Aires hubiera recibido 4000 millones de pesos menos con el Fondo actualizado que lo que ya percibió por transferencias.

Por Gabriela Origlia

Todas las provincias, convocadas por la Corte Suprema de Justicia, preparan la defensa jurídica por el reclamo de eliminar el techo del Fondo del Conurbano que presentó la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal. Tiene hasta el 24 de este mes para las presentaciones. Córdoba se centrará en que los subsidios a los servicios públicos “distorsionan más a la coparticipación” que el fondo.
Ya hay un borrador con los datos económicos fundamentales que incluirá la presentación. Es que, más allá de que todos los gobernadores coinciden en que no quieren resignar recursos que están recibiendo para que Buenos Aires pase de 650 millones de pesos anuales a unos 55.000 millones, las defensas son individuales y se basarán en diferentes fundamentos.
En el Ministerio de Finanzas cordobés establecieron que mientras que en 2016 los habitantes del AMBA y de la provincia de Buenos Aires recibieron per cápita un promedio de 8.850 pesos en subsidios de la administración central, los que viven en el resto del país percibieron 5.100 pesos.
En su argumento ante la Corte Suprema presentado el año pasado, Buenos Aires plantea que la reaparición de la inflación en 2002 generó una creciente desactualización del techo de 650 millones de pesos anuales del Fondo del Conurbano. Córdoba señala que es “irrefutable” pero también “parcial” porque la misma razón impactó en la dinámica de los subsidios.
El borrador cordobés indica que la inflación y el congelamiento de tarifas durante una década implicaron una “creciente” la necesidad de fondos públicos para sostener el diferencial que pagan en servicios los bonaerenses y habitantes del AMBA. En 2016 Buenos Aires hubiera recibido 46.000 millones de pesos por el Fondo del Conurbano (si se le hubiera girado el 10% de la recaudación de Ganancias) mientras que en subsidios percibió 61.000 millones de pesos.
En esa línea, el reporte indica que el uso de fondos nacionales para subsidiar los servicios prestados en Buenos Aires por encima de los del interior supera “en más del 40% el perjuicio que le estaría infligiendo el tope del Fondo del Conurbano”.
También repasa que en el primer semestre de este año los recursos nacionales destinados a transporte, energía, agua y cloacas en Buenos Aires fueron, 29.000 millones de pesos, mientras que el reclamo bonaerense por el Fondo demandaría en el mismo período entre 15.000 y 25.000 millones de pesos en función de distintas alternativas que se consideren.
Los escenarios que describe el informe son uno en que la Corte declara inconstitucional el tope del Fondo pero mantiene el 4% de la recaudación de Ganancias que se distribuye entre el resto de las provincias por el Fondo de Infraestructura. En este caso, este año Buenos Aires recibiría entre 43.200 millones y 25.300 millones de pesos mientras que para Córdoba implicaría una pérdida de entre 4.800 millones de pesos y 2.800 millones de pesos.
Otra posibilidad es que se le dé a Buenos Aires participación en la distribución tanto del 10% de Ganancias como del 4% que reciben los otros distritos; en esta alternativa Buenos Aires hubiera recibido 15.700 millones de pesos en 2016 y 9.700 millones de pesos en el primer semestre. Córdoba resignaría, el año pasado, 1.600 millones de pesos y entre enero y junio de 2017, 1.000 millones de pesos.
Una tercera alternativa –no contemplada en la demanda- es mantener las normas vigentes pero actualizar el valor del techo. Si se actualizara por el índice de precios los 650 millones de pesos pasarían a 12.600 millones el año pasado y 7.100 millones en el primer semestre del actual.
Las primeras opciones son las planteadas por Buenos Aires y que, de resolverse el conflicto por vía judicial, implicarían una solución para esa jurisdicción pero “en desmedro del resto”. Ese es el factor por el que los gobernadores quieren que la discusión pase al ámbito político.
“La distorsión que sufre Buenos Aires por la falta de actualización del Fondo del Conurbano –agrega el texto- es mucho menor, cualquiera sea la alternativa que se considere, a la que sufren los habitantes del interior al recibir de la Nación menos subsidios”.



Dejar respuesta