Municipio espera remate penal a carrera de Daniele

El intendente Ramón Mestre pidió ayer que el “cambio” se extienda también en el ámbito gremial.

danieleEl intendente Ramón Mestre proyecta confianza cuando se refiere al futuro cercano del enemigo público de la ciudad, Rubén Daniele. Habla como quien tiene la seguridad de la batalla ganada. Cierto es que el secretario general del Suoem tiene que enfrentar cuantiosos desafíos en pocos meses para imponer sus apetencias personales por sobre las leyes previsionales, municipales y el estatuto que rige la organización sindical que dirige hace 32 años.
También, retos políticos. ¿Podrá Daniele transferir a Beatriz Biolatto las adhesiones mayoritarias que logró conseguir durante su carrera sindical? Ejemplos abundan, siendo el caso kirchnerista el más representativo: Cristina Fernández prácticamente empató con el macrista Esteban Bullrich en provincia de Buenos Aires en las PASO. La candidata por la Lista Verde y actual secretaria gremial de Educación carga sobre sus hombros el desafío impuesto de mantener la performance histórica del oficialismo pero, más importante aún, mantener los consensos en torno al “proyecto” sindical. El sacudón interno no pasó pese a los desmesurados esfuerzos de Daniele de mostrarse vigente apenas declinó su candidatura para los comicios internos del 12 de octubre.
Cabe recordar que el intendente decretó “el estado jubilatorio” de Daniele y firmó la baja laboral para el 2 de enero de 2018. De esta manera, los argumentos jurídicos entraban en contradicción al momento de explicar si el sindicalista podía o no presentarse a elecciones. Sucede que la ley de asociaciones gremiales y el estatuto interno del Suoem establecen que sólo puede ser candidato un agente en actividad. Si bien Daniele fue favorecido por una medida cautelar que le permitía postularse, los asesores legales del Suoem advirtieron que las distintas bibliotecas sobre el tema ponían en riesgo a la institución, exponiéndola al aplazamiento de la elección o la intervención por parte del Ministerio de Trabajo de la Nación.
Con el paso de los días, son más los convencidos (fuera y dentro del gremio) que creen que Biolatto –de alzarse con el triunfo, como se especula- será la futura secretaria general del Suoem; no sólo por seis meses como prometió el caudillo gremial. Primero, porque Daniele debería flexibilizar el estatuto social del gremio para acortar el mandato de su delfín y, para ello, necesita la aprobación final de la cartera laboral que comanda el macrista, Jorge Triaca. Segundo, porque para llevar adelante una revocatoria requeriría los votos positivos de dos tercios del padrón.
Esas dudas se traducen en un reverdecer de la interna, a tono con el color de la boleta que sólo conoce triunfos. En el hipotético caso que Daniele no pudiera convocar a elecciones a mediados del año que viene y Biolatto renunciara al cargo, serán otros los favorecidos. Tal es el caso del secretario adjunto, Daniel Fernández. Se trata de un histórico colaborador del mandamás del Suoem que anhelaba ser el sucesor. Otro de los anotados era Raúl Díaz, actual secretario gremial.
Al fin y al cabo, no es un secreto que la suerte de Daniele depende de otro poder del Estado. Será la Justicia la que determine si Daniele debe o no jubilarse en los tiempos determinados por el municipio. Recuérdese que el Ejecutivo municipal sostiene que la desvinculación será total desde el primer día hábil del nuevo año y desde el Suoem insisten con que Daniele tiene hasta julio para presentar los trámites jubilatorios.
La ingeniería que montó el paladín de los municipales para perpetuarse en el poder podría resultar el corolario más bochornoso para una carrera sindical exitosa si, finalmente, la Justicia resuelve a favor del planteo del poder ejecutivo municipal. Ahora bien, hay otra resolución que se tramita en el fuero penal que podría jaquear los maquiavélicos planes de Daniele.
Se trata de otra causa abierta en mayo pasado por incitación a la violencia colectiva, mismo cargo por el que el sindicalista cumplió una probation en una escuela de Nueva Córdoba por los disturbios en 2009. Si Daniele es encontrado culpable, con sentencia firme, está claro que tendrá asuntos más importantes que atender.
El intendente Mestre fue quien deslizó esta posibilidad en una entrevista brindada al periodista Aldo “Lagarto” Guizzardi, en el Show de la Mañana. El responsable del Palacio 6 Julio pidió que el “cambio” alcance a las organizaciones sociales.